Apelaron el fallo que absolvía al funcionario macrista acusado de acoso sexual, José Bereciartúa

El interventor de OSDEPYM, José Bereciartúa, nombrado por el presidente Macri, había sido acusado su ex secretaria de acoso y abuso sexual y amenazas graves.

La ex secretaria de Bereciartúa, Andrea I. , lo había denunciado por acoso, abuso sexual y amenazas ante el Juzgado Criminal y Correccional número 3 del Juez Dr. Carlos Gorostiaga, llevando adelante la investigación el Fiscal Dr. Patricio Lugones, titular de la Fiscalía Criminal y Correccional 21 de CABA.
Entendiendo en primera instancia el Juez que existían innumerables razones y fundamentos de peso, le otorgó a la denunciante el rol de querellante.

En la denuncia contra Bereciartúa, señaló la denunciante que el Interventor nombrado por Macri la intimó a realizar horas extras en el departamento privado de Bereciartúa “para conocerse mejor”, que la acosaba de manera lasciva permanentemente, que la arrinconó en el ascensor besándola sin su consentimiento, y ante el rechazo de ella, la conminó a tener relaciones sexuales, bajo amenaza de bajarla de categoría o incluso despedirla.

El comportamiento de Bereciartúa hacia Andrea, intimidatorio, humillante y violento, se prolongó por 4 años, lo que alteró severamente la salud mental de la secretaria.

Cuando Andrea I. le comunicó que estaba embarazada, fue hostigada duramente por Bereciartúa luego de lo cuál fue despedida y perdió el embarazo producto del stress.

Hay otras dos denunciantes contra Bereciartúa también por acoso sexual, que trabajaban en OSDEPYM, que fueron echadas y amenazadas para no efectuar denuncia alguna.

Luego de un sobreseímiento sorpresivo y express, se presentó la querellante ante la justicia, para apelar el fallo.

En la apelación, la querellante señala la gravedad del hecho de criminalizar a la víctima, como se ha hecho en el caso de Thelma Fardín , denunciante de Juan Darthes, quien finalmente luego de apelar un fallo de primera instancia, adverso, consiguió, que ante la apelación se comenzara a hacer justicia.

La denunciante vuelve a plantear que Bereciartúa, un hombre con poder dentro de CAME, la violentó, la acosó, y la tocó y besó sin su consentimiento, entre otras vejaciones. La querellante agregó que producto de esta situación perdió un embarazo, terminó la relación con su pareja, perdió el empleo y su paz espiritual.

La justicia aún en modo siglo XX suele justificar a los acosadores buscando causales en comportamientos o formas de vestir de la víctima. Es probable también que la protección de la que gozaba el funcionario macrista Bereciartúa durante este gobierno, cese con el cambio de signo político.