Bourita: Las relaciones marroquí-francesas están llamadas a renovarse

Fuente: MAP

Stéphane Séjourné pasó parte de su juventud en Buenos Aires y ahora siendo un exitoso político europeo, el 11 de enero fue designado Canciller francés.

En calidad de ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, llegó a Rabat y reiteró el lunes el apoyo «claro y constante» de su país al plan marroquí de autonomía de las provincias del sur. Esta afirmación parecio marcar para los analistas una vuelta de hoja al pasado reciente que no se destacó por los elogios mutuos entre Francia y Marruecos.

En realidad este cambio de actitud estaría marcando el final de una etapa de grandes desconfianzas entre Francia y Marruecos o Marruecos y Francia. Sospechas del país galo sobre la supuesta participación de Marruecos en los recientes cambios de gobiernos en el Sahel o dudas del reino Alaui de «operaciones» en ámbitos institucionales o periodisticos en su contra, monitoreados desde la Torre Eiffel (mas allá de los seis días de huelga de sus trabajadores).

La rueda de prensa conjunta con el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, fue útil para recordar que Francia fue el primer país que apoyó el plan de autonomía en 2007 y al respecto en lo educativo y cultural señaló que hay dos escuelas francesas en Dajla y Laayún. También marcó el ministro europeo que el Instituto Francés ha creado recientemente un centro cultural itinerante en Laayún, Buydur y Dajla.

El ministro señaló también que Marruecos, gracias a las reformas iniciadas bajo el impulso de SM el Rey Mohammed VI, tanto a nivel político como económico, se posiciona hoy como un actor fiable y creíble ante sus socios.
«Bajo el liderazgo de Su Majestad el Rey, Marruecos se ha convertido en un polo de estabilidad, una fuerza política y un actor clave en su entorno», agregó.

Por otra parte, Bourita indicó que las conversaciones con Séjourné permitieron debatir las relaciones bilaterales con vistas a los próximos eventos entre ambos países.

Después de enumerar que Marruecos ha invertido mucho en proyectos de desarrollo en beneficio de las poblaciones locales y en formación, energías renovables, turismo y economía azul vinculada a los recursos acuáticos, las conversaciones se centraron también en las cuestiones regionales, en particular la situación en Oriente Medio, las catastróficas repercusiones humanitarias de la agresión israelí contra Gaza y los medios que deben adoptarse, como subrayó SM el Rey, para instaurar el alto el fuego, garantizar la entrega de la ayuda, favorecer la creación de las condiciones de un proceso político, rechazar los desplazamientos forzosos de palestinos y preservar la identidad árabe-islámica de Al-Quds, prosiguió el ministro.

Marruecos advierte contra las acciones y decisiones susceptibles de exacerbar las tensiones durante el mes de Ramadán en torno a la mezquita Al-Aqsa en la ciudad de Al-Quds, insistió a este respecto.
Bourita indicó también haber evocado con su homólogo francés los medios de reforzar la acción conjunta en África y en la región del Sahel.

Para Séjourné, en su primera visita a Marruecos después de su nombramiento, dijo que los dos países, que comparten intereses convergentes, quieren construir una asociación densa y fructífera para “los próximos treinta años”.

Para él, «los desafíos son inmensos en el ámbito tecnológico, ambiental y de seguridad.
El jefe de la diplomacia francesa también abogó por una asociación de vanguardia en materia de energías renovables, formación e industria innovadora.

Con el mismo espíritu, «podemos tomar iniciativas juntos para abordar los desafíos globales que requieren respuestas colectivas, incluida la transición climática, el reparto de la riqueza, la educación, la seguridad alimentaria, la lucha contra el terrorismo y la promoción de los derechos del Hombre», añadió.

Además, Séjourné insistió en la necesidad de que Francia y Marruecos contribuyan a la paz y a la seguridad frente a las múltiples crisis que sacuden al mundo, en particular la guerra en Ucrania y Gaza.

El ministro también elogió el papel «notable» de Marruecos a favor del desarrollo y la seguridad en África.
Finalmente retomaron la idea sobre la renovación de la Unión por el Mediterráneo (UPM) y ahora se verá como continúan el vínculo reestablecido, que puede ser muy satisfactorio para las dos partes.

Como ya hemos visto en los últimos años, parecería que estamos llegando al comienzo de un nuevo ciclo, donde después de varias disputas, la cancilleria francesa vuelve a entender las legitimas propuestas marroquíes.