El Congreso recibió a representantes de PYMES para que expliquen realidad de su sector

El Diputado Nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, junto a diputados de diferentes bloques, recibió a representantes de más de 500 Pymes de todo el país para escuchar la realidad que atraviesa el sector, en el que se destacaron los efectos de la caída del mercado interno, el impacto de la apertura comercial y los elevados costos tributarios, financieros y logísticos, así como aquellos asociados a la industria del juicio, entre otros.

“En Argentina hoy se premia más al que especula que al que produce. Escuchando a las cientos de PyMEs que nos vinieron a ver queda claro que la competitividad no se agota en términos microeconómicos, sino que se diluye en gran medida por los rasgos macroeconómicos de un modelo que solo cierra con deuda e importaciones”, dijo Mendiguren.

“Hoy buena parte de los costos para muchas de nuestras PyMEs se van en temas que no vemos en agenda, tenemos 11 puntos de presión tributaria más que Chile, y a muchas empresas financiando al Estado con parte de su capital de trabajo. Así es muy difícil, no es sustentable producir en Argentina y lejos de llenar las góndolas del mundo, hoy nos la llenan a nosotros, de productos importados”.

Durante el encuentro se presentaron una batería de 12 proyectos. Los empresarios pidieron que se analice la posibilidad de suspender por 365 días de embargos y ejecuciones fiscales, la creación de un sistema de seguro de desempleo y retiro, compre nacional PyME y fijar montos máximos a la litigiosidad laboral, así como el reducir los enormes costos asociados a los planes de pago de AFIP y mejorar la implementación de la actual Ley PyME, entre otras iniciativas.

Asimismo, de cara a lograr mayor escala y estimular el mercado interno, los empresarios presentes presentaron propuestas para el fortalecimiento de los mecanismos de defensa comercial y de la promoción de exportaciones.

“Todo lo que escuchamos hoy supone una síntesis concreta que nos interpela a los legisladores de todos los bloques para definir si se quiere o no sector industrial”, cerró Mendiguren.

“En un mundo como el actual, en el que muchas economías operan con relaciones laborales inaceptables para el mundo desarrollado, contar hoy con una industria moderna y competitiva requiere, antes que nada, de decisión política”.

A %d blogueros les gusta esto: