Desafuero a De Vido: el Gobierno nacional redobla la presión sobre diputados K

El ministro de Justicia, Germán Garavano, criticó este jueves a la bancada kirchnerista por su anticipado rechazo a un posible pedido de desafuero contra el actual diputado y exministro de Planificación Julio De Vido, mientras que la Oficina Anticorrupción advirtió que «el Congreso no es una guarida».

En tanto, la diputada Elisa Carrió consideró «inconcebible» que él y Cristina Kirchner «no tengan prisión preventiva».

«El kirchnerismo en esto sigue atado a cuestiones del pasado, por un lado de violencia política como hemos visto, con protestas callejeras, y, por otro, de protección frente a las investigaciones de hechos de corrupción y de ataques a la Justicia cuando avanza sobre personas ligadas a ese espacio», cuestionó Garavano.

El ministro se expresó de esta manera luego de que el jefe del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Héctor Recalde, haya adelantado que su espacio «decidió por unanimidad no dar los dos tercios» para aprobar un eventual pedido de desafuero contra De Vido, acusado por supuesto desvío de fondos.

El exfuncionario kirchnerista habría perjudicado al Estado en unos $26.000 millones por un proyecto para acondicionar el tren «Eva Perón» en la mina de carbón de Río Turbio, en Santa Cruz, según denunció el fiscal federal Carlos Stornelli, quien también solicitó su detención en el marco de esta causa.

Más temprano, la directora de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, había destacado que «hay dos bloques, el oficialismo y el Frente Renovador, que ya anticiparon que votarán el desafuero» de De Vido y consideró que «es muy saludable que se empiece a hablar en estos términos».

«El Congreso no es una guarida, es el espacio donde está representado el pueblo de la Nación», aclaró Alonso durante una entrevista con radio La Red.

Por su parte, Carrió fue más allá y consideró que es «inconcebible que los acusados por asociación ilícita no tengan prisión preventiva» y le apuntó así a la expresidenta y a De Vido.

«Les hablo a los jueces: es inconcebible que en este país las personas que cometen asociación ilícita por vaciar una nación no tengan prisión preventiva, porque pueden obstruir la acción de la Justicia», afirmó.

La diputada le apuntó directamente a De Vido pero también se refirió a la expresidenta, quien está procesada por asociación ilícita y lavado de dinero en la causa que investiga el manejo financiero de los hoteles de la familia Kirchner.

«La plata de Cristina es la que compartió con De Vido», disparó Carrió. Y agregó: «Fue el cajero y no el valijero de la familia Kirchner».

En este sentido, la legisladora ratificó que De Vido «sería como el centro del Lava Jato argentino porque conoce los montos y los destinatarios de las coimas que se habrían pagado durante su gestión».

Al ser consultada sobre el silencio de Cristina Kirchner sobre quien fue su ministro de Planificación Federal, Carrió respondió: «¡Qué va a hablar si está en campaña!».