Escándalo en el HCD de La Costa

En la última sesión, uno de los proyectos controversiales estaba referido a la suspensión de la Asociación de Vendedores Ambulantes de zona centro y al llamado eleccciones de la misma.

La iniciativa fue presentada por los concejales del Frente para la Victoria, al parecer sin informar a ninguno de los bloques opositores.

Los ánimos estaban caldeados, y al momento del inicio del escándalo se estaba llevando a cabo la votación de las nuevas autoridades de la Asociación, que por supuesto no se terminaron de definir.

En ese momento, vendedores ambulantes presentes en el recinto comenzaron a demostrar su descontento, levantando una enorme mesa y arrojándola sobre los concejales y periodistas,

«Volaban sillas, botellas, etc. inmediatamente la policía comenzó el desalojo del recinto, se cerraron las puertas y se levantó la sesión».

«Hoy el gobierno municipal quería darle de baja a la institución, entonces nosotros entendemos primero que no puede ser sobre tablas, tenemos que tratarla», dijo el concejal de Cambiemos, Marcos García.

Agregó, en referencia al Ejecutivo que lidera Juan Pablo De Jesús, que «son unos régimen nazi-facistas, no se le da oportunidad de defensa a la gente, hasta un régimen democrático aquel que haya cometido el peor de los delitos tiene derecho a defenderse».

«Ellos bajaron sobre tablas diciendo que habían entregado permisos apócrifos, que tal vez hasta tengan razón, pero vamos a escuchar a la otra parte a ver qué dice. No se la escuchó y se la pretendía dar de baja a 20 días de comenzar la temporada», continuó el edil opositor.

Ya en el final de la nota, y a modo de síntesis, García dijo que «que suceda esto en un recinto de la democracia es una irresponsabilidad del intendente, que es quien debe cuidar de la seguridad de todos».

Por el lado del oficialismo, claro, también tienen para decir. Y apuntaron sus dardos a la bancada de Cambiemos: «En la sesión de ayer los de cambiemos trajeron una patota, eran con 30 vendedores de playa, rompieron mesas y bienes del concejo», señalaron.

«Estaba todo armado para suspender la sesión. Nos tiraron con nafta, una molotov (apagada) y un concejal que responde a Vidal, Marcos García, le pego una trompada a un compañero de mi bloque», dijo uno de los ediles.