La anomia en CAME impone el clamor de la vuelta de Osvaldo Cornide

En la noche del jueves 14, tuvo lugar en A.C.A.R.A, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina, el lanzamiento de lo que muchos anuncian como el comienzo del retorno de Osvaldo Cornide a la conducción de CAME, una de las gremiales empresarias más importantes de la Argentina, y la más representativa de las pymes.

En CAME ni sus más acérrimos adversarios niegan que Osvaldo Cornide es “el hombre que hizo CAME”, que pasó de tener 100 metros cuadrados y 3 empleados a más de 4000 metros cuadrados y 130 empleados. Cornide creo las Ramas Industrial, Economías Regionales, Turismo, Mujeres, Jóvenes, y muchas otras más. Osvaldo Cornide creó el INACAP, fundamental a la hora de brindar formación y  fondos para el desarrollo de una dirigencia de excelencia, asegurando para ellos fondos tanto para CAME como para sus entidades. Asímismo Cornide salvó dos veces de la quiebra al Instituto Asegurador Mercantil,  logró que las comisiones de la Tarjeta de Crédito, bajaran del 10% al 2%, en una lucha organizada con toda la dirigencia. Organizó marchas multitudinarias, toda vez que como con la dictadura, Cavallo o Macri, se implementaron políticas que destruían a las pymes. Cornide promovió la federalización de CAME, dándole participación con aval estatutario, a los dirigentes del interior.

También proyectó a OSDEPYM, la obra social que pasó de 2000 a 100.000 afiliados.

Cornide supo articular, lidiar y plantarse con cada gobierno, revelando una muñeca política única de la que hoy carecen los que encabezan CAME.

En la actualidad CAME se encuentra en una situación de anomia, falta de conducción y liderazgo y de  total desconexión con las autoridades nacionales y provinciales. Una Asamblea anulada por graves irregularidades, un Secretario General como José Bereciartúa, echado por la puerta de atrás tanto de CAME como de la Obra Social Osdepym, vinculada históricamente a CAME y hoy perdida para la gremial empresaria, por los desmanejos y hechos de corrupción  por lo que Bereciartúa fue acusado.

En el acto de lanzamiento hubo una coincidencia unánime de los más de 100 dirigentes presentes, de la imperiosa necesidad de recuperar CAME para las Pymes.

El presidente de la entidad anfitriona A.C.A.R.A., Ricardo Salomé, afirmó que Osvaldo Cornide construyó CAME y que había que recuperarla para las Pymes.

El delegado de la Federación Económica de Tucumán dijo que Cornide valoró el interior y dio cabida a las economías regionales.

Por su parte, Pedro Salas Presidente de la Sociedad Rural de Córdoba dijo que con una CAME recuperada las Pymes deben organizarse contra los monopolios.

Enrique Zanín, presidente de la Federacion Económica de Formosa apoyó la regionalización de Came, señalando la gestión de Cornide como un ejemplo a tener en cuenta hacia el futuro.

Adolfo Trípodi de la Federacion Económica de Mendoza dijo que la actual conducción de CAME debe renunciar.

Por su parte el dirigente, Elias Soso señaló que este es un primer paso en la recuperación de CAME para las Pymes y para la Argentina.

En el cierre tomó la palabra Osvaldo Cornide, quien  comenzó su alocución, planteando que había que despolitizar CAME. Los dichos de Cornide apuntan a la fuerte adhesión de la actual administración al gobierno de Mauricio Macri y los intentos vanos actuales de sobreactuar una adhesión poco creíble, al gobierno de Alberto Fernández. Cornide siempre apuntó a poner “las primero”. Su conocida amistad con el ex presidente Carlos Menem, no le impidió realizar marchas y actos masivos, uno de ellos muy recordado, en el Luna Park, contra las políticas gubernamentales, toda vez que estas golpeaban a las pymes.

Cornide citó el ejemplo de la CGE, que era muy importante y murió por los partidismos. Continuó planteando que en CAME hay que dar cabida a todas las ideologías y credos y que la premisa es que sirvan a las pymes.

También habló de los aportes sosteniendo que deben regirse por actas,  y no usarse para condicionar a las cámaras. Como también que hay que volver a financiar las Ramas de Industria y de las Economías Regionales.

Hacia el final de su alocución afirmó que hay que deshacer las Sociedades Anónimas creadas sin respaldo técnico y que dieron fuertes pérdidas, y sobre todo, hay que promover permanentemente la presencia y el debate abierto y franco entre los delegados.

El acto sobrepasó las expectativas más optimistas de los organizadores, dejó expuesta la anomia reinante en CAME, la ausencia de la gremial empresaria en las mesas donde se toman las decisiones importantes, con una desconexión total con el gobierno nacional, la falta de liderazgo, de visibilidad de CAME en la agenda económica, social, y de los medios en el país y la total desprotección en la que se encuentran las Pymes, sin un representante que las represente y defienda a la hora de las grandes definiciones políticas.