La gendarmería liberó un carril de la Panamericana; el tránsito a paso de hombre

Gendarmería desalojó la autopista Panamericana, altura ruta 197, que desde las 6 estaba cortada por manifestantes de izquierda que buscaban asegurar la efectividad del paro general convocado por la CGT.

Cuando el reloj marcaba las 8:30, un cordón de efectivos logró liberar un carril y desplazar por algunos metros a los piqueteros. Una hora más tarde, la fuerza nacional avanzó sobre el resto de la calzada y desalojó a los manifestantes para que los automovilistas que estaban varados puedan cumplir con su derecho de libre circulación.

«Vamos a despejar la Panamericana para que la gente pueda ir a trabajar», había alertado Patricia Bullrich cerca de las 8, en diálogo con radio La Red. Pese al mensaje de la funcionaria, los militantes de izquierda que estaban en la protesta ni se inmutaron. Tampoco con las advertencias que había hecho el jefe del operativo que estaba en la zona.

Eran las 8 de la mañana cuando el vocero de las fuerzas de seguridad avisó que si no despejaban la ruta en un plazo de 10 minutos, iban a actuar: «Se los insta a despejar las vías de comunicación; de lo contrario, nos veremos obligados a aplicar el protocolo de seguridad establecido».