La Justicia pidió el desafuero de De Vido pero el Congreso está cerrado por la campaña

La Cámara Federal porteña ordenó la detención y el desafuero de De Vido en la causa en la que se lo investiga por un multimillonario fraude en Yacimientos Carboníferos Río Turbio.

El Tribunal de Apelaciones dispuso que el juez Luis Rodríguez proceda a la “inmediata formalización” del pedido de desafuero de De Vido ante la Cámara de Diputados de la Nación para luego cumplir con la orden de detención en su contra, según el fallo de la sala II.

Sin embargo, por estos días el Congreso de la Nación está sin ninguna actividad oficial en agenga por la campaña electoral para las elecciones del domingo 22 de octubre. La única comisión que se iba a reunir esta tarde era la de Tránsito, pero esta mañana se suspendió.

Cabe recordar que para el desafuero de De Vido se necesita el voto de los dos tercios de la Cámara de Diputados, un número que Cambiemos no consiguió en su intento de meses atrás de expulsar al exministro de Planificación Federal. Para llegar a los votos que necesita debe tener a todos sus diputados sentados en sus bancas y a los opositores que apoyen el desafuero ya que hasta el recambio de diciembre, el Frente para la Victoria que protege a De Vido tiene casi 80 legisladores en el bloque y puede sumar a algunos aliados provinciales con lo que sumaría más de 90 según la votación de julio pasado.

El “encarcelamiento resulta la única alternativa viable para garantizar el éxito de esta investigación”, sostuvo en su voto el camarista Martín Irurzun al referirse a De Vido. Irurzun votó junto con su colega Leopoldo Bruglia por el desafuero y detención del actual diputado nacional mientras que el tercer camarista, Eduardo Farah estuvo de acuerdo en pedir que le quiten los fueros parlamentarios, pero se mostró partidario de fijarle una “fuerte caución” para mantenerlo libre en la causa.

Las órdenes de la Cámara fueron impartidas al juez del caso, Luis Rodríguez, quien ahora tendrá que pedir al Congreso Nacional el desafuero y luego detener a De Vido, algo que hasta ahora el magistrado de instrucción se había negado a realizar aunque sí lo citó a declaración indagatoria para el 28 de noviembre próximo.