La Legislatura bonaerense eliminó las jubilaciones de privilegio

Los senadores de Cambiemos Roberto Costa y Juan Pablo Allan celebraron la ley que votó ayer la Legislatura bonaerense y que elimina las jubilaciones de privilegio para los cargos de gobernador, vicegobernador y legisladores.

Además, destacaron que la modificación del sistema previsional para empleados del Banco Provincia, que eleva la edad en forma escalonada desde los 57 a los 65 años, generará una situación de “equidad” con el resto de los estatales bonaerenses.

En un comunicado, Costa -titular del bloque de Senadores del oficialismo-, sostuvo que se trata de “una medida justa, que nos coloca a todos en igualdad de condiciones” y agregó que “esta iniciativa representa el espíritu de cómo pensamos la función pública”.

“En una Provincia donde tantos vecinos sufren necesidades los primeros que tenemos que dar el ejemplo somos nosotros”, expresó y remarcó que “este proyecto de gobierno tiene como objetivo terminar con los privilegios para la clase política”.

También se refirió a la iniciativa que establece un nuevo régimen de regulación para la caja de jubilaciones del Bapro y planteó que la ley “busca corregir una situación de privilegio que actualmente mantienen los empleados del Banco Provincia en relación al resto de los trabajadores”.

En esa línea, el senador Allan manifestó que “las iniciativas enviadas por la gobernadora Vidal pueden generar malestar a muchos sectores de la política o de la vida sindical, pero lo cierto es que vienen a traer justicia y beneficiarán a los 16 millones de bonaerenses, ya que por primera vez la política se ajusta a sí misma”.
Destacó que Vidal “tuvo también el coraje de recortar las jubilaciones de privilegio para que gobernador, vice y legisladores se jubilen a los 60 años, con 35 años de servicio, poniéndonos en pie de igualdad con el resto de los bonaerenses”.

Sobre el nuevo régimen para el Bapro apuntó que “a nadie le gusta meterse con estos temas, pero lo cierto es que las elevadas jubilaciones del Banco esconden una profunda situación de injusticia para con el resto de los jubilados del IPS”.

“Hoy los empleados del Bapro tienen un régimen de privilegio que les permite retirarse a los 60 años, con una jubilación promedio de 45 mil pesos; mientras que la media de un jubilado del IPS está en 28 mil pesos”, agregó y planteó que “la caja del Bapro está en rojo y la situación se agravará si no tomamos esta medida”.

En cambio, el bloque de senadores de Unidad Ciudadana-FPV criticó “el recorte jubilatorio a los trabajadores del Bapro” y la titular de la bancada, Teresa García, advirtió que la iniciativa “no es solamente la reforma del sistema previsional de los trabajadores del Banco sino que es muy grave porque se vuelve a transferir la Caja al Banco”.

Opinó que ello “es meterle mano al Banco de la provincia de Buenos Aires que tanto en el interior como en el conurbano es una institución de fomento y de ayuda financiera a los sectores productivos que están pasando por un mal momento”.

A %d blogueros les gusta esto: