“La sangría del radicalismo comenzó tras el Gobierno de Fernando de la Rúa”

Especial para Agencia Legislativa: AN Digital

La secretaria de Interior de la Asociación del Personal Legislativo y dirigente del radicalismo popular en el Frente de Todos, Carmela Moreau, fue categórica en cuanto al viraje a la derecha de la UCR. También celebró el rápido reflejo del Congreso para proseguir con las actividades pese al aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno para morigerar la avanzada del coronavirus.

“Somos muchos más los radicales que estamos fuera del partido que los que están adentro”, aclaró en torno a la pertenencia a Juntos por el Cambio que declama la conducción del partido.

En diálogo con ANDigital, subrayó que “la sangría del radicalismo empezó después del Gobierno de Fernando de la Rúa. Algunos han regresado tras irse, como pudo ser el caso de Julio Cobos, pero fue desde entonces que comenzó a consolidarse la derechización del partido y la emigración de muchos dirigentes”.

“No hay chances de disputar dentro de la UCR un modelo de gobierno, tampoco tiene sentido; se van sumando a otras fuerzas, entendiendo que son más cercanas al modelo de país que quieren. Muchos correligionarios heridos por el Gobierno de Cambiemos también, fueron parte un tiempo y luego se retiraron a cuarteles de invierno”, analizó la hija del histórico dirigente alfonsinista, candidato presidencial por la histórica Lista 3 en el 2003 y actual diputado nacional del FdT, Leopoldo Moreau.

Acto seguido, la actual asesora en temas de género de la Jefatura de Gabinte celebró la vocación del Gobierno nacional de “permitir las divergencias en provincias y ciudades”.

De todos modos, amén de la sociedad política de la UCR con el PRO desde el 2015, recordó que “muchos del PJ también prestaron su voto para que el macrismo logre algunas leyes importantes que no hubiesen podido tener de otro modo, ya que no contaban con mayoría en las cámaras”.

En otro orden de cosas, aclaró que pese a la emergencia sanitaria, “el Congreso siempre estuvo abierto y funcionando”, para ellos “se establecieron guardias mínimas y se garantizó el desenvolvimiento de todas las áreas, licenciando a grupos de riesgo”.

“Rápidamente se implementaron las sesiones remotas. Tras la iniciativa de la titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, la Corte Suprema estableció que el Congreso estaba facultado para sesionar como lo decidiera en este contexto, para que lo votado no tenga objeciones de ningún tipo”, añadió, en torno al resguardo para evitar “que se judicialice la política como nos tiene acostumbrados Juntos por el Cambio”.

“Hace poco pedían tratar todos los proyectos, hoy sólo temas que tengan que ver con la pandemia; están fuera de la realidad, algunos ni sabían que estaba abierto el Congreso”, completó.

n y además porque hay que incorporar nuevas discusiones, generando espacios orgánicos de participación, revalorizando la política y la territorialidad”. (ANDigital)