La seguridad en Diputados es asunto de acomodo

En un momento tan sensible como el que vive hoy el Congreso de la Nación y sus trabajadores un profundo malestar recorrio los pasillos de la Cámara Baja al trascender la designacion en un área tan delicada como seguridad de Lucas Stracan, quien llegó allí no por merito si no por pertenecer a una familia muy vinculada al gremio de los trabajadores del Congreso, APL.

Su padre, secretario de la organizacion y mano derecha del secretario General Norberto Di Prospero lo ubicó allí pasando por arriba cualquier clase meritocracia.

Lejos quedaron los tiempos en que la gestión amarilla en la Cámara Baja prometia respetar la carrera y privilegiar la idoneidad concursando los cargos. Por el contrario, los cuatro años de gobierno PRO en el Congreso han resultado un festival de contratos y ascensos en Diputados, ante la anuencia de Di Prospero, quien se encuentra en la incomoda posición de mantener silencio o enfrentar causas penales.