La UCR calienta la interna, envalentonada por lo ocurrido en La Pampa

En la última reunión del comité nacional, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, pateó el avispero al sugerir la posibilidad de que el radicalismo compita con una fórmula propia en las internas de Cambiemos para sincerar las diferencias políticas dentro de la coalición.

Las declaraciones del gobernador de Mendoza fueron un torbellino que desencadenaron un espiral deliberativo dentro de la UCR, con dos posiciones diferenciadas.

Los dirigentes radicales más cercanos a la Casa Rosada prefieren no incomodar al Gobierno ni alterar el diseño del proyecto reelección y se conforman con pelear por un candidato a vicepresidente: allí se agrupan referentes como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral; y los presidentes de los bloques radicales en el Congreso, Mario Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senado).

En el otro rincón se parapetan referentes como el mencionado Cornejo; el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; el vice de la UCR, Federico Storani; el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre; el ex diputado nacional Ricardo Alfonsín; y los dirigentes Enrique «Coti» Nosiglia, Emiliano Yacobitti y Jorge Sappia.

A %d blogueros les gusta esto: