Los radicales no quieren que se suspenda la movilidad jubilatoria

“Los grandes perjudicados de la norma enviada por Alberto Fernández son los jubilados, pese a que dijeron que eran los principales beneficiarios. Suspender la fórmula que establece la manera de calcular la movilidad previsional por seis meses no garantiza que los jubilados vayan a mejorar su situación con respecto a la ley de movilidad que se sancionó en 2017 en este Congreso”, remarcó el titular del Negri.

“Nación propone en la Ley de Emergencia congelar jubilaciones. En 2017 nos cuestionaron el cambio de la fórmula que demostró ser más beneficiosa. ¿Qué dirán ahora los legisladores oficialistas? Voy a votar en contra de una propuesta que toma a los jubilados como variable de ajuste”, adelantó el diputado nacional Gustavo Menna (UCR-Chubut).

¿Se acuerdan cuando eran oposición y rompían la plaza para que no se aprobara el mecanismo de actualización de jubilaciones que implementó Juntos por el Cambio? Ahora que justamente les aumentarían las jubilaciones por inflación y el FPV lo elimina. ¿No era con todos?, se preguntó la legisladora Roxana Reyes (UCR-Santa Cruz).

“De aplicarse el sistema de actualización jubilatoria que rigió hasta el año 2017 los jubilados hubieran obtenido una suba del 68,2% y con la modificación que realizamos en diciembre de ese año el incremento ha sido del 78,5%. En aquel entonces, allá por diciembre del año 2017, decían que le estábamos metiendo la mano en el bolsillo de los jubilados, no solo no fue así sino que además se incrementó en un 10 % sus haberes”, explicó Luis Petri (UCR-Mendoza).

“Casi incendian y toman el Congreso para intentar frenar la modificación de la fórmula jubilatoria. Esos mismos, hoy aplauden no sólo que le metan la mano en bolsillo a los jubilados sino que le vacíen la billetera”, agregó el legislador mendocino

“El progresismo conservador. Cuando la política social se transforma en caridad: bonos sin movilidad es más desigualdad. Hablemos en serio de Equidad”, destacó Carla Carrizo (UCR-CABA).

En el mismo sentido, Álvaro de Lamadrid (UCR-CABA) aseguró que “la fórmula jubilatoria actual le dio a los jubilados un ingreso mayor, que en épocas de CFK, porque su actualización contiene la inflación. Deshacer esto, más allá de aumentos por decreto y hechos del príncipe creará una alteración imprevisible que menguará el haber jubilatorio”.

«Si Alberto Fernández quiere aumentar las jubilaciones estamos dispuestos a aprobarlo pero si busca eliminar la fórmula de movilidad jubilatoria para que el presidente decida por decreto si otorga o no aumentos, no», afirmó el diputado Alejandro Cacace (UCR-San Luis).

“Paralizar la actualización de haberes jubilatorios es un claro retroceso”, remarcó por su parte Gabriela Lena (UCR – Entre Ríos). Con la fórmula anterior nuestros jubilados en 2019 ganaron más que lo que hubieran ganado con la ecuación Kirchnerista. Es muy negativo que ahora pasen a depender de la conveniencia del gobierno de turno”, afirmó.