Más energía eléctrica generada en Argentina

Se inauguraron las instalaciones de ciclo combinado de la central Vuelta de Obligado, con las que se completa una potencia instalada de 800 MW de la central, convirtiéndola en una de las centrales térmicas tecnológicamente más avanzadas del país, con capacidad de abastecer de electricidad a poco más de un millón hogares.

La construcción de la central Vuelta de Obligado, ubicada en la localidad de Timbúes, provincia de Santa Fe, iniciada en 2013 y con fecha de entrada en operación del ciclo combinado prevista para Agosto de 2015, implicó una inversión total estimada en 744 millones de dólares.

El acto inaugural se llevó adelante en las instalaciones de la central Vuelta de Obligado con la presencia del Ministro de Energía y Minería, Ing. Juan J. Aranguren, el secretario de Coordinación de Política Energética, Ing. Alejandro Sruoga, el subsecretario de Energía Eléctrica, Ing. Juan Luchilo, funcionarios de CAMMESA, autoridades locales y representantes de las empresas Central Puerto, Enel y Orazul Energy Argentina.

La obra consistió en una central de ciclo combinado con dos turbogeneradores de gas más una turbina de vapor que utiliza el vapor generado en las calderas de recuperación vinculadas a cada turbina de gas, e incluyó la ampliación de la estación transformadora Río Coronda de 500KV y la construcción de 66 Km de línea de Alta Tensión y 17 Km de gasoducto de Alta Presión.

Por otro lado, a partir de las 0hs de hoy ingresó en operaciones el primer proyecto de la ronda 2 del Programa RenovAr, ubicado en la localidad de General Cabrera, provincia de Córdoba.

Se trata del proyecto “Prodeman Bioenergía”, que genera electricidad de biomasa a partir de los deshechos de la cáscara de maní, la principal producción de la empresa Prodeman, adjudicataria de este proyecto de 10 MW de potencia instalada. Se trata del sexto proyecto operativo del Programa RenovAr.

La empresa encaró la obra de la central térmica de generación eléctrica con el objetivo de encontrar una solución a una problemática histórica de la industria manisera: el destino final de la cáscara de maní.

La energía obtenida mediante la transformación de esta biomasa se incorpora al Sistema Interconectado Nacional, abasteciendo 18.000 hogares por año. Para generar esta energía necesita aproximadamente 50.000 toneladas de cáscara de maní al año.

La construcción de este proyecto demandó una inversión de más de $ 350 millones, en una de las zonas maniceras por excelencia de nuestro país. De acuerdo a las condiciones de lluvia y del clima, la empresa Prodeman produce anualmente unas 130.000 toneladas de maní con cáscara.

A %d blogueros les gusta esto: