Para Máximo Kirchner su tía trabaja y Mauricio Macri se la pasa de vacaciones

El diputado Máximo Kirchner afirmó que la crisis económica de Santa Cruz obedece a «planificaciones erradas» consecuencia de que las «promesas económicas del gobierno nacional no se cumplieron», y defendió a la gobernadora Alicia Kirchner al señalar que tiene «mucha contracción al trabajo y administra de manera seria».

«El Gobierno (nacional) prometió una situación económica que no existió, cualquier planificación llevada adelante por cualquier gobernador o cualquier persona en su casa, fue errada, porque las promesas del gobierno nacional no se cumplieron», enfatizó el legislador.

En diálogo con Radio del Plata, Kirchner aseguró que la gobernadora recibió una «provincia con un arrastre y el déficit era solventado por el gobierno nacional, más allá de las diferencias políticas entre el ex gobernador (Daniel) Peralta y la presidenta (Cristina) Kirchner».

«Las características de Alicia son de mucha contracción al trabajo y administrar de manera seria. En silencio trabaja, le pone mucha garra y ganas, mientras otros se la pasan de vacaciones», planteó Kirchner en referencia a la gestión de su tía. El sábado, el diputado había dicho que «el que metió la cola» en los incidentes ocurridos durante la madrugada de ese día frente a la residencia oficial de Santa Cruz «fue el gobierno nacional».

«Lo de Santa Cruz es un botón de muestra para los demás gobernadores, para seguir teniendo mayorías legislativas que le permitan profundizar este plan de ajuste», añadió. Y, reprochó que «por el nivel de operaciones que entraron a hacer sobre la provincia y querer asfixiarla económicamente, esto lo iban a hacer, estaba planificado» y consideró que los incidentes «podrían haber terminado muy mal para quienes estaban adentro y quienes estaban afuera protestando».