Miniliga de gobernadores busca asentarse como oposición entre el Congreso y Macri

Los gobernadores Alberto Weretilneck (Río Negro) y Miguel Lifschitz (Santa Fe) ya comenzaron a delinear una nueva convocatoria «para la segunda quincena de enero», donde debatirán «las paritarias docentes y otros pasos a seguir como grupo».

Ese foro de gobernadores, que algunos llaman «Grupo Savoy» por el hotel donde suele reunirse, fue bautizado por el Gobierno como «miniliga» porque, en su origen, agrupaba a media docena de mandatarios provinciales

Durante las negociaciones sobre Ganancias, eran once los mandatarios presentes o que habían enviado representantes, ahora, «Algunos más se sumarán. Tenemos muchas expectativas sobre el grupo y el primer resultado que tuvimos muestra el camino por donde podemos andar», indicó Weretilneck.

El rionegrino destacó que el «grupo es muy horizontal y no hay un gobernador convocante».

«Queremos ser mediadores entre la oposición política del Congreso y el Gobierno, pero también buscamos generar un federalismo activo, más escuchado en la toma de decisiones oficiales», sostuvo Lifschitz, socialista y el único del grupo sin raíces o compromisos en el peronismo.

Según explicaron los gobernadores consultados, el objetivo de máxima de la reunión de enero será conseguir un aumento homogéneo para los maestros en todas las provincias, además de consolidar el grupo y ver qué pasos seguirán el resto del año.