Neuquén: Las regalías crecieron un 43% durante 2018

El gas encabezó la suba de los fondos que forman parte de los recursos coparticipables que reciben los municipios de Neuquén. Este segmento crucial del presupuesto provincial se incrementó en un 49% durante el mismo período mientras que los ingresos provenientes del petróleo dieron un salto del 43% en los mismos 12 meses.

El dato se vincula a dos aspectos centrales del último año. Por un lado, la injerencia del subsidio al shale gas de Vaca Muerta. Se trata de la resolución 46 del Ministerio de Energía, en pleno proceso de reforma. La normativa fue un estímulo que le permitió recibir a las productoras de gas autorizadas un fuerte aporte del Estado nacional por sobre el precio del valor de mercado del gas, precisa la nota publicada por el diario LM Neuquén por León Felmer.

Gracias a este aporte y las inversiones de las operadoras, Neuquén cerró el 2018 con su mejor registro de producción de gas en la última década, con 70 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d).

En el caso del shale oil, hubo dos factores que promovieron el incremento de los fondos que deben dejar en la provincia las compañías. Por un lado, el aumento del precio del barril durante buena parte del año pasado (tuvo su punto máximo con u$s 85 a principios de octubre). Y al mismo tiempo un tipo de cambio que tendió a favorecer a las operadoras, si bien también buena parte de sus costos están dolarizados.

Neuquén recibió en 2017 regalías gasíferas por $5638 millones mientras que en 2018 percibió $12.268 millones. En petróleo, la misma comparación muestra una diferencia que pasó de los $4279 millones a $9702 millones.

Al extranjero a la mitad del precio

A pesar de la estratagema del Gobierno según la cual los tarifazos gestión Cambiemos tuvieron que ser implementados porque Argentina se había quedado sin energía, en el caso del gas la verdad parece que ser que la escalada de precios fue para que los usuarios residenciales le subsidien a las petroleras las ventas al exterior que hacen incluso a precios por debajo del costo.

Es que, aunque parezca increíble, el presidente Mauricio Macri está vendiendo el gas de Vaca Muerta al extranjero a la mitad del precio que le cobra a los consumidores argentinos exactamente por el mismo fluido.

Según una nota de Tiempo Argentino, de datos del mercado y de la Secretaría de Energía surge que el valor del millón de BTU -una medida térmica utilizada para el comercio de gas- dispuesto por el gobierno nacional oscila entre USD 3,18 y 3,80. Sin embargo, por la misma cantidad del mismo fluido del mismo origen un usuario argentino paga el doble: hasta USD 7,50.

En Energía -la cartera de la que recientemente fue eyectado Javier Iguacel, que en tiempos de macrismo comenzó siendo gestionada por Juan José Aranguren, y que ahora está bajo comando de Gustavo Lopetegui-, argumentan que ese valor irá descendiendo y que se aplica sólo a una parte del gas que consume un usuario residencial. Y agregan que el resto tiene valores similares al de exportación.

No obstante, llama la atención que con la "interpretación" más crédula se trata de una situación en la que los argentinos pagan por el gas argentino de Vaca Muerta entre lo mismo y el doble que lo que desembolsan desde el exterior. Es decir, el exceso de pago de los usuarios residenciales nacionales podría estar subsidiando las ventas al exterior que hacen las grandes petroleras, incluso a precios por debajo del costo.

Según fuentes del propio Ejecutivo que comparten en el sector empresario, estos precios regalos de exportación les son útiles a las compañías para ganar mercados nuevos. El valor de USD 7,5 por millón de BTU data de cuando lo impuso el gobierno de Cambiemos en 2016 y fue fundamental en el esquema que transformó al sector gasífero a partir de nuevos precios del gas y tarifas hasta 1500% más altas que en 2015.

Mientras tanto y de acuerdo con la información oficial, hay 21 pedidos de autorización de exportación de gas a Chile, tres a Brasil y dos a Uruguay, de los cuales prácticamente todos fueron aprobados. El promedio diario de las exportaciones de gas al país andino en las dos primeras semanas de enero fueron de 7,2 millones de metros cúbicos. Para que se tenga una magnitud del volumen en juego, cabe consignar que el promedio de las importaciones de gas desde Bolivia, un tradicional vendedor del fluido para satisfacer la demanda argentina, ha sido en el mismo período de 6 millones de metros cúbicos diarios.