Peña volvió a criticar a los K y a Lavagna por sus “soluciones mágicas”

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se presentó ante el Senado por primera vez en el año para brindar su informe de gestión y responder preguntas de los legisladores, como establece el artículo 101 de la Constitución Nacional, que le ordena concurrir al Congreso una vez al mes.

En su informe escrito que envió este lunes, Peña respondió 838 preguntas sobre la inflación, las reservas del Banco Central, la política exterior en el marco del G20, la deuda pública, la situación de las economías regionales, los avances en obras de infraestructura y las tarifas de servicios públicos.

La sesión se inició pasadas las 16 horas. Peña comenzó su presentación resumiendo “estos 40 meses de gestión, los objetivos, la visión y los avances pendientes”.

“El mercado no duda de la capacidad de pago, duda de la voluntad de pago porque todavía hay sectores económicos que agitan soluciones mágicas que fracasaron. Eso nos aumenta el riesgo en un año electoral y hasta que la Argentina decida en octubre cuál es el camino a recorrer”, afirmó el funcionario, en un tiro por elevación al kirchnerismo y a Roberto Lavagna, a quien días atrás Mauricio Macri también cuestionó cuando habló de quienes proponer “crecer” para salir de la crisis como “solución mágica”.

Explicó que en diciembre de 2015, “el Gobierno se propuso avanzar en seis direcciones: mejorar la cultura democrática, recuperar el vínculo con el mundo, detener el avance del narcotráfico, corregir los desequilibrios de la economía, mantener y expandir la protección social y ejecutar un ambicioso plan de obras de infraestructura”.

Peña manifestó que “creemos muy importante trabajar en mejorar la cultura democrática y la calidad institucional como punto principal y ordenador de los demás temas”.

Destacó que “en todas las áreas estamos poniendo las bases para salir del estancamiento de tantos años, logrando cambios profundos y avances concretos, los cuales los pudimos construir no solo con liderazgo y transformación que se pueden realizar desde un gobierno, sino también desde los consensos y los acuerdos que hemos logrado en materia parlamentaria, diálogo federal, en el trabajo con la Justicia y los otros poderes de Estado”.

Con respecto a la cultura democrática, el jefe de Gabinete aseguró que “impulsamos un clima de debate abierto y de conversaciones amplias, en el que todas los voces son escuchadas y respetadas”. “El Gobierno respetó la libertad de prensa y de opinión como pocos otros en nuestra historia democrática”, completó.

También aseguró que “el Gobierno dejó de ejercer influencia a través de la publicidad oficial o los medios públicos y el Estado abrió su información a la sociedad. La publicidad oficial de 2018 del Gobierno nacional fue dos tercios menor que la de 2015 y se repartió con criterios objetivos y profesionales. Y este año seguirá bajando”.

Asimismo, el jefe de Gabinete aseguró que “en estos años el Congreso recuperó su centralidad legislativa” al resaltar que “fue sede de debates vibrantes sobre temas fundamentales de la vida pública y aprobó leyes clave para el funcionamiento del país, como la nueva Ley de Donación de Órganos y la Ley del Arrepentido, entre muchas otras”.

Respecto del Poder Judicial, Peña afirmó que “en estos años se dieron pasos importantes para hacerlo más rápido, más eficaz, menos burocrático y más cercano a la ciudadanía”. “Hemos respetado la independencia de la Justicia, incluso en las grandes investigaciones por corrupción y cuando hubo sospechas sobre el accionar de los funcionarios nacionales”, remarcó.

Seguidamente recordó que se impulsaron leyes que dieron mejores armas a los jueces para hacer sus investigaciones, “como la Ley del Arrepentido, la Ley de Flagrancia y la de herramientas especiales de investigación” y destacó que “se designó una cantidad récord de jueces y fiscales –serán más de 400 al final de este mandato–, a través de concursos transparentes, que llenaron vacantes con los mejores candidatos para cada puesto”.

También expresó que se “aprobó un nuevo Código Procesal Penal que dará más claridad y celeridad a las investigaciones federales y a las de las provincias y enviamos el lunes un nuevo proyecto de Código Penal, la primera reforma amplia del código de 1921”.

Peña sostuvo que “en estos “tres años, implementamos el expediente electrónico para eliminar el papel de la administración pública, hicimos transparente el proceso de compras y contrataciones del Estado Nacional y fuimos el país con mayor crecimiento en el Índice Global de Datos Abiertos”.

El segundo eje de trabajo sobre el que se explayó el funcionario fue la seguridad ciudadana al sostener que “en 2018 hubo más de 28.000 procedimientos antidroga de las fuerzas federales, en los que se detuvo a casi 32.000 personas. Si se calcula el valor de la droga, los vehículos, las armas, las municiones, la tecnología y las divisas incautados en estos tres años la cifra da más de 23.000 millones de pesos”.

También se refirió a la tasa de homicidios que “bajó más de un 20% entre 2015 y 2018” y aseguró que “hay menos denuncias por robos, menos secuestros y menos robos de autos que en 2015 y se duplicó la cantidad de víctimas de trata rescatadas”.

Al referirse al tercer eje de la gestión, la integración inteligente al mundo, Peña marcó que “durante años, nuestro país sostuvo una política exterior confrontativa, atravesada por la desconfianza y el aislamiento, que debilitó nuestra imagen” y destacó no obstante que “desde 2015 nos propusimos revertir esta situación”.

“En estos años el presidente, Mauricio Macri mantuvo más de 130 encuentros bilaterales con Jefes de Estado y de Gobierno de 48 países. En términos agregados, estos representan el 86% del PBI global, el 78% del comercio mundial y el 81% de los flujos de inversión extranjera”, resaltó Peña ante los senadores.

Luego Peña se refirió al desarrollo humano y explicó que “para los niños y niñas del país, expandimos la política de ingresos mínimos a través de la AUH y las asignaciones familiares”. Asimismo sostuvo que “incorporamos a más de 1,2 millones de chicos a donde antes el Estado no llegaba”.

Mencionó “el Plan Nacional de Primera Infancia, en el cual más de 117.000 niñas y niños crecen sanos todos los días en casi 1.700 espacios de primera infancia de todo el país, donde reciben toda la atención que necesitan”.

El jefe de Gabinete sostuvo que “entre los adultos mayores, hoy la Argentina tiene el nivel más alto de cobertura de su historia: el 98% tiene algún ingreso del Estado. Desde la creación de la Pensión Universal para el Adulto Mayor, todos los mayores de 65 años tienen derecho a una cobertura del Estado”.

Además destacó que “gracias a la Reparación Histórica más de 1 millón de jubilados finalmente está incorporando lo que les corresponde”.

Respecto al eje infraestructura y energía, Peña manifestó que “nos propusimos hacer el plan de infraestructura más ambicioso de la historia argentina. No solo lo estamos logrando, sino que además lo estamos haciendo en un marco de absoluta transparencia, sin corrupción, sin sobreprecios y sin discrecionalidad”.

El jefe de gabinete explicó que “en todas las áreas dimos vuelta la situación: volvieron a crecer la producción de petróleo (después de 20 años de caída) y la producción de gas (este año va a estar 10% por encima de la 2015)”.

Por último, Marcos Peña explicó el eje económico y destacó que “si comparamos donde estábamos cuando llegamos con donde estamos hoy podemos afirmar con claridad que estamos en tierra más firme que cuando llegamos”.

Sostuvo que “en 2015, el Estado Nacional tenía un déficit primario de más del 5% del PBI. Este año, solo cuatro años después, será del 0%. El equilibrio fiscal es un requisito indispensable para tener una economía sana y le estamos dando a la economía argentina, finalmente, después de mucho, la oportunidad de tener sus cuentas ordenadas”.

En cuanto a las transferencias directas a las provincias, dijo que “alcanzarán este año el 50% de la recaudación federal, frente al 40% de 2015. Y también se logró cuidando a los más vulnerables: El componente del gasto que más creció en estos años fue el social”.

Al finalizar su presentación, Peña destacó que “el desarrollo como un camino para darle más libertades a un número cada vez más amplio de personas es, para nosotros, el verdadero objetivo que cada argentino y cada argentina, solucionados sus problemas más urgentes –alimentación, vivienda, empleo–, sienta que tiene derecho a los mismos sueños que cualquier otro miembro de la sociedad”.

“Entendemos que no hemos resuelto todos los problemas pero tenemos absoluta convicción que tenemos que seguir en este camino de transformación junto al Parlamento para que haya un gran consenso que se consolide con el tiempo”, concluyó.