¿Podrá CAME sacarse de encima al macrismo? José Bereciartúa se iría en diciembre

El lunes pasado se conmemoró en todo el país, el Día de la Industria, y algunos medios señalaban las diferencias entre los festejos que realizaba CAME, en el pasado reciente, junto a referentes importantes del ecosistema pyme y del mundo industrial, y los que realizó CAME durante el gobierno de Mauricio Macri, por ejemplo con Elisa Carrió como invitada y oradora central.

Es que la identificación plena de CAME con el macrismo y con su filosofía, se dio a través del funcionario macrista, José Bereciartúa, que además de ser funcionario del gobierno, es Secretario General de CAME.

Estos tres años y medio fueron, según los empresarios pyme, los peores, que ellos recuerden, para las pequeñas y medianas empresas. Tarifas impagables, tasas astronómicas, consumo parado y apertura indiscriminada de importaciones, configuraron un cóctel letal para las pymes.

Frente a este escenario, donde cierran 50 pymes por día, CAME, que en otros tiempos supo ser la más combativa de las organizaciones gremiales cuando las pymes estaban en peligro, hizo un silencio ensordecedor. Pero no sólo calló, sino que invitó en numerosas ocasiones a figuras del gobierno nacional, como Carrió, o el mismísimo Macri, a quienes, Bereciartúa y el presidente puesto por él, aplaudieron rabiosamente, y apoyaron de una manera que indigno a muchos empresarios pyme.

El descontento con Bereciartúa crece día a día, y los empresarios pyme se preguntan como puede el Secretario General de CAME apoyar a un gobierno que destruyó el ecosistema pyme. Esta pregunta es una pregunta retórica, porque la mayoría sabe que lo hizo por el apoyo expreso de Mauricio Macri y como dicen por lo bajo “con el látigo y la chequera”.

Bereciartúa, se vio beneficiado por su militancia macrista abierta, con un nombramiento al frente de OSDEPYM, una de las más grandes obras sociales, con más de 100 mil afiliados y muchos más beneficiarios, que factura 100 millones de dólares por año.

Bereciatúa, recibió, múltiples denuncias por malversación de fondos y operaciones poco transparentes con familiares, por lo que OSDEPYM fue allanada.

Así mismo Bereciartúa intentó organizar unas elecciones, para legitimar su liderazgo al frente de OSDEPYM. Pero fueron tantas las irregularidades e intentos de fraude, que la justicia, suspendió los comicios.

Hoy, cuando el macrismo está en su ocaso y en retirada, se preguntan muchos, si su comisario político en CAME, Bereciartúa, correrá la misma suerte que el partido que los supo tener como militante y funcionario.