Rechazo al proyecto de creación de AUMET

Desde el Concejo Directivo de la Federación del Personal de Vialidad Nacional (FEPEVINA) manifiestan  rechazo al proyecto de ley presentado por el Diputado Nacional Facundo Moyano, referido a la creación de la empresa AUMET S.A. y que ha trascendido en los medios de comunicación como “la estatización de los accesos norte y oeste a la CABA”. Al respecto queremos destacar:

➡️Que los accesos en cuestión se encuentran concesionados. Esto quiere decir que el Estado Nacional es el dueño de esas rutas y que el proyecto presentado, lejos de estatizar, plantea la privatización de los accesos.

➡️Seguimos luchando contra la patria contratista, que detrás oculta que un operador privado no se rige por la Ley de Obra Pública , ni por las leyes del estado.

➡️Desde FEPEVINA planteamos, la necesidad de dar de baja todo el sistema de concesiones sobre nuestras rutas nacionales, las que deben volver a manos del Organismo Rector en la materia, la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), que cuenta con la capacidad técnica para hacerlo.

➡️Seguimos luchando contra la patria contratista, que detrás oculta que un operador privado no se rige por la Ley de Obra Pública , ni por las leyes del estado.

➡️Tenemos que bajar estas concesiones que además estan siendo investigadas por la justicia y que esas cuestiones vuelvan a mano de Vialidad Nacional que si cuenta con personal y equipamiento.

➡️Ningún recurso estratégico del Estado debe estar concesionado ni en manos privadas. Ha quedado demostrado que las concesiones sólo han sido un gran negocio para las empresas, puesto que las grandes inversiones y obras las siguió financiando el Estado Nacional.

➡️Que la gestión macrista, a través del Decreto 794/17 y modificatorios, creó Corredores Viales S.A (CVSA) otorgándole las mismas funciones de la DNV, con la clara intencionalidad de privatizar las rutas nacionales. Esta S.A. opera sobre las rutas concesionadas por peaje con las mismas funciones que la DNV, pero con los “privilegios” emanados del citado Decreto 794/2017, que posibilita saltear los mecanismos de control del Estado en materia de obra pública, dejando la puerta abierta para una nueva entrega de nuestras rutas y de nuestro patrimonio a nuevas manos privadas.

Debemos desarticular los proyectos neoliberales que vienen condicionando el ejercicio de nuestra soberanía.

Proponemos la restitución fáctica y operativa de todas las rutas nacionales a la DNV y comenzar la etapa de ponerlas al servicio del pueblo, el trabajo y la producción, por sobre cualquier interés privado.