Reducción del costo laboral

El Gobierno oficializó el nuevo monto mínimo no imponible para los aportes patronales que realizan las empresas: pasó de $12.000 a $17.509,20, a partir del 1° de enero de 2019. La decisión se dio a conocer a través de la publicación de una resolución de la Secretaría de Seguridad Social en el Boletín Oficial y tiene como objetivo una reducción de los costos laborales.

A partir de la Ley de Reforma Tributaria, aprobada a fines del año pasado, se estableció la figura del monto mínimo no imponible para las contribuciones patronales, que se actualizaría a partir de 2019, sobre la base de las variaciones del Indice de Precios al Consumidor (IPC). El monto había sido fijado en $12.000.

Para las empresas que utilizan la escala gradual, el importe a detraer será de $ 7.003,68, mientras que para aquellas actividades que tienen permitido aplicar el monto total del mínimo no imponible previsional, como por ejemplo la industria del calzado, textiles y cueros, el importe se eleva a $ 17.509,20.

El monto actualizado surgió de considerar la inflación acumulada en el período de octubre de 2017 a octubre de 2018, que se ubicó en el 45,9%

Las contribuciones patronales sobre la nómina salarial tienen como destino el Sistema Único de Seguridad Social, que incluye el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, el Fondo Nacional de Empleo, el Sistema Integrado Previsional Argentino y el Régimen de Asignaciones Familiares.

A %d blogueros les gusta esto: