Río Gallegos: No hay acuerdo

El 16 de octubre, el concejal Osvaldo Scippo (FPV-PJ) presentó su renuncia indeclinable por razones familiares y diez días más tarde, el Deliberante riogalleguense dictó la Resolución 553, que aceptó su salida.

El artículo 30 de la Ley 55 que rige a los municipios dice que en casos como el que plantea la salida de Scippo, el Presidente del Concejo “lo hará saber por escrito dentro de los ocho días de producida la vacante e invitará a incorporarse al suplente que le siga en el orden y de la misma lista de la vacancia”.

Sin embargo, la aceptación de la renuncia del Concejal justicialista se hizo en la escandalosa sesión en la que los justicialistas decidieron eyectar a Fabián Leguizamón de la Presidencia y poner en su reemplazo al radical Evaristo Ruiz.

Después de eso, los concejales de Cambiemos abandonaron el recinto y fue entonces que el vicepresidente del cuerpo, Martín Medvedovsky, puso a tratar la renuncia de Scippo.

Cuando la disputa por la presidencia se judicializó y el juez Francisco Marinkovic aceptó sostener momentáneamente a Leguizamón en la presidencia hasta tanto resolviera la cuestión de fondo, todo lo que sucedió en la sesión a partir de esa votación quedó nulo y, por lo tanto, también la aceptación de la renuncia de Scippo.

Pero ahora sucede que la resolución del Juez trajo un nuevo dolor de cabeza para el presidente Leguizamón, ya que el Tribunal Electoral Permanente entiende que Scippo sigue siendo concejal, justamente, porque Marinkovic anuló la aceptación de su salida.

En una misiva oficial enviada ayer, ese Tribunal exige ahora que le acepten la dimisión al edil antes de poder proclamar a su sucesor. Con esto Leguizamón no está de acuerdo y por lo tanto suspendió la sesión.

 

A %d blogueros les gusta esto: