Río Negro: proyecto de ley para reformar el Servicio Penitenciario provincial

El Poder Ejecutivo envió a la Legislatura el proyecto de ley para reformar la Ley Orgánica del Servicio Penitenciario provincial, bajo dependencia del Ministerio de Seguridad y Justicia. La iniciativa será tratada en única vuelta parlamentaria en la sesión prevista para el viernes 16.

La reforma se fundamenta en que “la gestión de la custodia de personas privadas de la libertad constituye una burocracia que ha presentado ciertas dificultades en cuanto a la estructura y los procedimientos que han regido al Servicio Penitenciario Provincial, por lo que resulta necesario reorganizar y jerarquizar esta tarea”.

Entre las modificaciones, se propone la instauración de un organigrama compuesto por una Dirección General de la cual dependerán la Subdirección General y las Direcciones de Técnica Penitenciaria, Asuntos Legales, Administración, Capacitación y Perfeccionamiento y Nuevas Tecnologías Aplicadas.

Asimismo, el Servicio Penitenciario estará compuesto por las Unidades Penitenciarias y los Institutos de Formación Penitenciaria, a crearse para la formación de Agentes y Oficiales Penitenciarios.

Se prevé la creación de un régimen compuesto por las estructuras de personal superior y personal subalterno. En la primera estructura se establecerán los agrupamientos de seguridad y profesional, y en la segunda los agrupamientos de seguridad y técnico y oficios.

En materia disciplinaria se busca una adecuación del régimen de disciplina a las labores cotidianas del personal penitenciario, creando un reglamento que clasifica faltas referidas a la ética profesional, al orden disciplinario, al orden administrativo, a la seguridad y al orden penitenciario.

Con la reforma se promueven mecanismos y procedimientos que doten de mayor celeridad al trámite sumarial y garanticen el derecho al debido proceso y a la defensa del personal imputado por alguna de las causales previstas.

Se propone además, la estructuración de un régimen de carrera basado en la evaluación periódica del personal penitenciario y su revisión periódica, como así también un sistema de promociones y ascensos, los cuales serán llevados a cabo por una Junta de Calificaciones. Será integrada por el Director General del Servicio Penitenciario, el Subdirector General del Servicio Penitenciario y tres funcionarios designados por el Ministerio de Seguridad y Justicia; y tendrá como objetivo calificar a los inspectores generales, prefectos y subprefectos.

A su vez, se prevé que el resto del personal penitenciario sea calificado por una Junta integrada por el Subdirector General del Servicio Penitenciario, quien la presidirá, los directores dependientes de la Dirección General y los directores de las Unidades Penitenciarias.

La reforma propone una equiparación entre los distintos regímenes laborales del actual Sistema Penitenciario, que traerá aparejada además una equiparación salarial con la Policía de Río Negro, ya que “los agentes de ambas fuerzas cumplen distintos roles, pero ambas son profesiones de riesgo y corresponden al Sistema Provincial de Seguridad Pública”.