Río Turbio: Intendente preso por delito no es “preso político”

El kirchnerismo en la provincia de Santa Cruz pretende instalar que el intendente de Río Turbio, Atanasio Pérez Ozuna debe ser liberado de la prisión porque no hay méritos para su detención, esgrimiendo que es un “preso político” y han lanzado un “operativo clamor” para que el intendente interino Nicolás Brizuela llame a elecciones en el municipio, dada la ausencia del intendente elegido por el voto popular en diciembre del 2015.

En realidad a la corporación kirchnerista les duele que un integrante del grupo esté preso y que el municipio haya caído en manos del Presidente del Concejo Deliberante, de la oposición y sin afinidad con el sector del PJ/FPV, aunque Brizuela fue un colaborador de Ozuna, durante el tiempo que lo sucedió como Presidente del poder legislativo municipal.

A todo esto debe agregársele que dadas las condiciones de la causa, la cantidad de pruebas acumuladas en contra del intendente y el año y medio que aún resta para terminar su mandato, hace prácticamente imposible que Pérez Ozuna recupere su libertad en los próximos años.

Por este motivo, el FPV con el diputado Matías Mazú a la cabeza, largó una campaña en varios frentes con el fin de establecer un reclamo abierto y público por la liberación del intendente e instalar la idea de que es un “preso político”.

Pérez Ozuna no está “licenciado” como pretenden hacerlo aparecer “administrativamente”; está preso por delitos de corrupción y si el señor Brizuela ha firmado algún instrumento público donde diga lo contrario, estaría cometiendo una irregularidad que debe ser denunciada e investigada, como así también el intendente interino debería requerir a la autoridad judicial la situación procesal del imputado/procesado a fin de establecer si corresponde que siga percibiendo el salario como Intendente o el mismo deberá ser puesto en guarda judicial hasta ser condenado (o no) por el delito que se lo acusa.

A %d blogueros les gusta esto: