Santa Fe: piden declarar Emergencia Provincial en Adicciones

En el marco de la campaña nacional “Ni un Pibe menos por la Droga” que vienen impulsando organizaciones sociales, políticas y religiosas la diputada del FSP, Mercedes Meier asegura que es necesario declarar la “Emergencia Provincial en Adicciones” en Santa Fe.

“La problemática de las adicciones, es un drama que día a día aumenta en la Argentina. Ha crecido exponencialmente el consumo de sustancias psicoactivas y donde más duro golpea es donde más nos duele: en los millones de jóvenes excluidos del sistema educativo, laboral y sin posibilidades de acceder a la cultura, el deporte y la recreación. A los jóvenes y niños que les han arrebatado el futuro y los sueños”, asegura Meier.

Además hace hincapié en que a esta delicada situación se agrega que nuestra provincia, por su ubicación estratégica para el tráfico de drogas (por su extensa hidrovía y sus puertos sin, o con escaso control y sus rutas que conectan fronteras con las grandes áreas metropolitanas y la falta de dispositivos de control aéreo), se ha transformado en un terreno de violencia inusitada.

En ese marco el proyecto que también involucra al diputado Carlos Del Frade cita datos de un estudio que el mismo ex gobernador y hoy presidente de la Cámara Antonio Bonfatti encargó el año pasado.

Sobre un trabajo realizado por la Universidad Católica a pedido del ex gobernador titulado “Estudio sobre el consumo de sustancias psicoactivas en los jóvenes en Gran Rosario/Gran Santa Fe (Noviembre de 2015)”, la responsable del Informe, Solange Rodríguez Espínola explica: “A nivel nacional sigue habiendo un mayor consumo de alcohol que de drogas, sin embargo, en la provincia las drogas están más presentes que en otras regiones. Las zonas del Conurbano Bonaerense, Rosario y Santa Fe son las regiones con mayor consumo de drogas”.

El Informe asegura también que “en la provincia aproximadamente 3 de cada 10 jóvenes dice haber consumido drogas una vez en su vida, el 25% lo hizo con marihuana”. Y agrega: “la mayoría de los jóvenes no consulta o busca una ayuda profesional. Esta situación se puede dar en primer lugar por la estigmatización que hay en torno a la droga y por la negación de la situación por parte de familiares o allegados al consumidor”.

Luego destaca que, en base a los datos del informe, solo “un 2% de los jóvenes declara haber buscado ayuda por el consumo de sustancias psicoactivas”. Y en este sentido la profesional detalló que “aquellos que buscan asistencia se encuentra con que no hay lugares o hay muy poco conocimiento”.  Además, distinguió entre lo público y lo privado, aclarando “que si uno está posicionado en un cierto nivel económico y social puede acceder a algunos centros que tienen un formato privado o se arancela, pero a nivel estatal hay muy poco ofrecimiento y muy poca cobertura de centros asistenciales para el tratamiento de las adicciones”, concluyó.

“Mientras crece el consumo de drogas en todos los sectores sociales y en franjas de cada vez menor edad, en los últimos años las áreas del Estado abocadas a esta problemática no han dado solución a la muerte silenciosa y cotidiana de la juventud sea por consumo de droga o por estar envuelto en la violencia como “soldaditos” de esas bandas mafiosas”, explica Meier.