Se realizó primera exportación de carbonato de litio de Exar

Minera Exar, el proyecto conformado por la firma canadiense Lithium Americas, la china Gangeng Lithium y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse), realizó su primera exportación de carbonato de litio. Cauchari-Olaroz comenzó su etapa productiva en julio y se convirtió de esta manera en el tercer proyecto operativo en Argentina y el segundo en la provincia. Proyectan que para el primer trimestre de 2024 llegarán a producir la capacidad instalada total de la planta, 40.000 toneladas, y duplicar la capacidad de producción actual en Argentina.

“Fue un fuerte desafío, pandemia de por medio”, aseguró Ignacio Celorrio, el presidente de la división de Latinoamérica de Lithium Americas, una de las tres empresas que conforman la Minera Exar que opera el proyecto. La capacidad de la planta será de 40.000 toneladas de carbonato por año, y se convertirá en la mayor planta de producción de Argentina. Este año esperan producir 10.000 toneladas. Si bien la primera producción de Exar es de carbonato de litio, apuntan a producir luego un carbonato grado batería, de mayor complejidad.

“Un paso más en el avance de la industria minera”. De esta manera celebró la Secretaría de Minería en X (exTwitter) la primera exportación de la tercera planta de producción y exportación de carbonato de litio en el país tras más de cinco años de construcción, que demandó una inversión de US$979 millones y actualmente emplea a 2.100 trabajadores, entre puestos directos e indirectos: “Una apuesta fuerte que dinamiza la economía provincial y de todo el país: en 2022 la empresa gastó en Argentina 37.000 millones de pesos en compras de insumos y servicios. Un enorme motor de desarrollo”, agregó la cartera que conduce Fernanda Ávila

Además de Lithium America, que cuenta con un 44,84% del proyecto, conforman Minera Exar la china Ganfeng Lithium (46,66 por ciento) y, por disposición provincial, la estatal jujeña Jemse con un 8,5% del proyecto. La primera tanda de producción tiene como destino China y Tailandia, porque tanto Gangfeng como el banco tailandés Bangchak fueron financistas del proyecto a través de contratos offtake que le aseguraban producto a precio de mercado. Por el contrato, el 60% de lo producido será para Gangfeng. La provincia de Jujuy, por su parte, exige el compromiso de vender un 5% de la producción de carbonato para proyectos de industrialización local, siempre que haya demanda.