Será obligatorio que haya mujeres como personal de control y seguridad en lugares de entretenimiento en Ushuaia

El Ejecutivo municipal promulgó la ordenanza Nº 5312, normativa impulsada por el concejal Silvio Bocchicchio (ECoS), para garantizar que haya hombres y mujeres en tareas de control de admisión y permanencia en lugares de entretenimiento.

A partir de la implementación de esta ordenanza en los lugares de entretenimiento en general en todos los casos, el número mínimo de personal que se desempeñe en tareas de prevención y seguridad será de dos personas, una mujer y un hombre, y se debe garantizar una proporción adecuada entre personal femenino y personal masculino en eventos de alta concurrencia de público.

“Muchas veces las situaciones que involucran este trabajo requieren contacto físico, los denominados “cacheos”, que previenen el ingreso o egreso de personas con armas; cuando se requiere separar a un grupo de personas durante una riña o repeler aglutinamientos generalmente son realizados por hombres” señaló Bocchicchio.

En este sentido, el edil de ECoS dijo que “frente a estas situaciones, las mujeres reportaron sufrir tanto malos tratos, situaciones violentas, incómodas o irrespetuosas, así como contactos inapropiados por parte de otros concurrentes y, más grave aún, de las personas responsables de su propia seguridad como asistentes a estos eventos”.

“Es innecesario recalcarlo, pero vale mencionar que no hay motivación fisiológica, debilidad física u otros inconvenientes intrínsecos de género para que el personal de seguridad sea exclusivamente masculino, por el contrario, es una tarea que con probada eficiencia desempeñan mujeres formadas para esta tarea” agregó en sus fundamentos.

En su argumentación Bocchicchio expresó que “hubo un cambio de política de seguridad años atrás que conlleva a la creciente incorporación de mujeres a las fuerzas de Seguridad (FFAA, Gendarmería y Seguridad Aeroportuaria) así como a la Policía. La normativa general de estas fuerzas dispone que los arrestos, las revisaciones personales y todo otro contacto debe realizarlo un agente del mismo sexo que la persona requisada o arrestada. Sirvan como ejemplo las patrullas mixtas de policías que recorren las calles o los controles aeroportuarios previos al embarque, que son realizados indefectiblemente por agentes de distinto género”.

A %d blogueros les gusta esto: