Stornelli, Peña, Fariña y un día de reuniones políticas

Lejos de los flashes y las luces de la tapa de los diarios la mañana estuvo llena de reuniones importantes entre actores principales de la política nacional.

Como adelantara Agencia Legislativa, Carlos Stornelli luego de ser finalmente declarado en rebeldía apareció en Comodoro Py, con una larga pila de expedientes y tres guardaespaldas con cara de pocos amigos, para refugiarse entre su propia tropa y estudiar la forma de sacarle la causa que lo tiene a mal a traer al tozudo Ramos Padilla.

Quizá Stornelli se cruzó con el periodista estrella del Diario La Nación, Hugo Alconada Mon quien a esa misma hora estaba también en Py y twiteaba desde su cuenta la novedad de que finalmente el fiscal era considerado en rebeldía por la Cámara Federal de Mar del Plata y se le reclamaba acciones al procurador interino Eduardo Casal.

Tal vez al periodista que sigue los casos de corrupción del gobierno anterior la novedad se la hayan comunicado los mismos funcionarios de Py, que vienen perdiendo la pelea por defender al fiscal, que es uno de los suyos y consideran que se trata de una maniobra para voltear las fotocopias de los cuadernos que se utiliza para juzgar al kirchnerismo.

Por último, en el mismo lugar y a la misma hora se vio salir del séptimo piso a Leonardo Fariña, quien viene ganando protagonismo en la misma causa que Stornelli por ser sospechado de recibir dinero de la AFI para dirigir su testimonio de forma de comprometer a la ex presidenta Fernandez de Kirchner.

>>> Y el Ejecutivo también.

Un rato más tarde y por el Congreso de la Nación, se lo vio a Marcos Peña, jefe de gabinete de Mauricio Macri, entrando para reunirse con los Diputados Fernando Iglesias, Ezequiel Fernández Langan, José Alejandro García y Marcelo Wechsler.