Tres Arroyos: Adolescentes, adicciones y ausencia del Estado

Integrantes del Programa Municipal de Prevención en Adicciones asistieron a una reunión de la comisión de Derechos de Familia para relatar cómo realizan su trabajo, y revelaron que, producto de un relevamiento que ellos mismos realizaron, los adolescentes tienen un fácil acceso tanto a drogas lícitas o como ilícitas.

Además se indicó que los profesionales de las diferentes áreas de la salud que participan de este programa lo hacen ad honorem. Por este aspecto, y sobre todo por la falta de una metodología para seguir el tratamiento de personas adictas o intoxicadas, se advierte la necesidad de la presencia firme del Estado.

La licenciada en Trabajo Social, Celina Makenna, contó que fueron convocados para contar los avances del programa que aplican desde hace un año y medio. “Trabajamos en dos ejes, territorio y educación, haciendo actividades de prevención y promoción de la salud con talleres en diferentes barrios, escuelas, clubes, además de hacer estadísticas”, detalló.

Señaló además que lo hecho hasta el momento ha permitido avanzar hacia “un diagnóstico territorial y de educación de lo que consume la población en Tres Arroyos, como para seguir diseñando estrategias de prevención y promoción”.

De acuerdo a los resultados del relevamiento más reciente realizado desde el programa, se pudo saber que -a través de la encuesta de educación- “sobresale el consumo del alcohol en los adolescentes, después el tabaco y por último la marihuana”.

La licenciada en Trabajo Social, Luciana Cattanio, resaltó que entre las variables que arrojaron los resultados del relevamiento que incluyó a 814 alumnos, se ha naturalizado el consumo de la droga blanda ilícita más conocida. “En realidad una de las variables que se analizaban tenían que ver con alcohol y tabaco como consumo de sustancias licitas, lo cual hace a la percepción de un consumo naturalizado. Y sale como sustancia ilícita la marihuana que en algún punto -como variable- está como naturalizada como si fuera una sustancia más a consumir, y no una droga ilegal”, observó la también integrante del Consultorio de Medicina Preventiva.

La psicóloga Josefina Pourrieux, que es integrante del Centro Preventivo Asistencial (CPA), dijo que “la gente percibe, por más que no consuma, que es muy fácil el acceso a las drogas, y eso se vio en casi todas las encuestas de los CAPS. Las drogas ilegales son de fácil acceso”.

Consultada al respecto, observó que “eso es lo que dice la gente (que se vende en el barrio y en las escuelas), nunca te van a decir dónde y tampoco es nuestro objetivo saber dónde se vende. Pero ellos saben que se vende y que es de muy fácil acceso”.

Inversión

Una de las concejalas que participó de la reunión fue Andrea Montenegro, de 1País. Por su experiencia como psicopedagoga resaltó la función que cumplen en el abordaje educacional de la problemática de las adicciones, de los Equipos de Orientación Escolar.

“Lo digo así porque justamente nos comentan la importancia de la articulación que hacen a la hora de ayudar a los chicos con el consumo problemático, porque son los referentes en quienes se apoyan los para pedir ayuda o porque trabajan con talleres y charlas, siempre desde la prevención”, manifestó.

Por su lado, su par del interbloque del PJ, Tatiana Lescano, reconoció “el compromiso de trabajo” de los integrantes del programa, y volvió a manifestarse preocupada por “la facilidad de acceso y de conocimiento a quién, cómo y dónde vende drogas. Si uno quiere consumir no habría mayores dificultades para acceder”, planteó.

Tanto Montenegro como Lescano destacaron el trabajo hecho “a pulmón y por la voluntad de las personas” que componen el equipo. En este sentido, remarcaron que “las políticas públicas no pueden sólo sostenerse en la voluntad de la gente. Necesitamos la presencia fuerte del Estado a través de inversión en recursos humanos, sobre todo”. Insistieron con un aspecto que la semana pasada ya reclamaron.

“Sigue siendo una pata floja la asistencia en períodos agudos. Instalada la problemática, para la necesidad de asistencia o rehabilitación no tenemos nada en Tres Arroyos”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: