Tres Arroyos: Histórico rechazo a la Rendición de Cuentas

El Concejo Deliberante rechazó por mayoría la Rendición de Cuentas de la Administración Central y el Centro Municipal de Salud, en un histórico hecho que no sucedía desde el año 2005.

El voto fue unánime para el Ente Vial Descentralizado, Claromecó Servicios Turísticos y los gastos del deliberativo, en tanto el rechazo se dio por mayoría con el voto del bloque de Cambiemos y parte del Interbloque peronista, ya que el renovador Matías Fhurer votó favorablemente, junto al bloque del Movimiento Vecinal.

Asimismo, también por unanimidad, fueron aprobadas las compensaciones de partidas para todos los casos.

El primero en hacer uso de la palabra fue el presidente del bloque vecinalista, Guillermo Salim, quien advirtió que “2017 un año difícil en salud, con cuestiones crecientes como la disminución de programas que involucran a niños y adultos mayores y el incremento en el costo de vida, que impactaron en algunos aspectos. Desde la Administración Central hubo recortes sensibles pero necesarios, con un resultado negativo que se eleva a 17 millones, esto es un déficit del 2% del Presupuesto ejecutado.

Esgrimió como comparación que “los gastos del Concejo Deliberante llegan al 2,22% de déficit; si consideramos este número, y consideramos que está compuesto mayormente por sueldos vemos como juega en general el incremento salarial. Asimismo, se han ejecutado varias obras públicas y realizo inversión en maquinarias y herramientas y además se ha atendido de la mejor manera posible a la creciente demanda de familias”

“Siempre ha sido decisión de esta gestión mantener el equilibrio presupuestario por lo que se han realizado ingresos superiores a los 9 millones, y se recaudaron 20 millones adicionales en concepto de tributos propios y 36 millones en coparticipación más el ingreso del inmobiliario rural, y como contrapartida disminuyeron el fondo de la soja y el fondo educativo”, dijo.

“El cumplimiento fue gracias al esfuerzo de los vecinos y sin necesidad de acudir a acciones extraordinarias. Destaco el trabajo de López Di fondi para cerrar con un déficit inferior al 2% del Ejecutado lo que adquiere relevancia”, sostuvo.

“El incremento en la recaudación de tasas fue ante la posibilidad de hacerlo en cuotas y con tarjeta de crédito, por segundo año consecutivo. Se accedió asimismo a un crédito de 21 millones de pesos para la compra de rodados, con el 17 por ciento de interés: lo que superó el municipio según el análisis del Ministerio de Economía y el Tribunal de Cuentas, adquiriendo rodados y optimizando la gestión de compra, logrando un camión más y planificando la compra de un rodillo par 2018”, relató.

“Los salarios municipales se incrementaron en un 29 % lo que implica una recuperación ante el índice inflacionario del 2017, del 24%, manifestó.

“El incremento de tarifas eléctricas ha impactado notablemente, sobre todo en el alumbrado público, la distribución del agua y el gasto de distintas dependencias dijo, el que superó en 18 millones de pesos al presupuestado de los cuales solo el 6% fue cubierto con la recaudación en más del alumbrado público”, expresó.

“Sobre finales de año se renovó una parte del Departamento Ejecutivo para generar ahorros y promover al personal capacitado; se optó por nombrar en cargos políticos se nombró a personas que tuvieran experiencia en las distintas áreas”, citó Salim.

“El Organismo Descentralizado Claromecó, como dato de relevancia, recibió 1 % más del 5,5 % al 6,5 % lo que significó que desde la Administración Central se giraran 3 millones extras que equivale al 10 % del presupuesto del organismo, esto sumado a la buena delegación de Carlos Ávila permite que cierre con superávit”, mencionó el concejal vecinalista, quien asimismo dijo hizo referencia a la difusión sobre lo publicado respecto a la rendición de cuentas 2016 “donde sobre 131 municipios solo dos no recibieron multas y entre ellos está Tres Arroyos, lo que demuestra que los números fueron aprobados pese a la crítica por el manejo de los fondos públicos”

Seguidamente, anunció un cambio en la forma de análisis “con una breve síntesis, haciendo hincapié en las áreas cuya demanda se ha incrementado, con la consecuente repercusión en el Presupuesto”, y se explayó sobre “el incremento del déficit en salud ocasionado por la demanda de vecinos ante la disminución de prestaciones por obras sociales, sumado a un incremento en los insumos y la decisión política que la salud es un derecho y debe ser tomado como una inversión por lo que se debe cumplir con la misión : atender a todos y en todas las circunstancias”. “Hemos tratado en diferentes oportunidades desde los diferentes bloques las necesidades que se sucedieron”, dijo.

A %d blogueros les gusta esto: