Tres Arroyos: Turismo y salud en problemas

El modo en que el gobierno municipal propuso resolver los problemas generados con la concesión de la confitería ex Samoa y el camping municipal Martín Reta, se sumó a las críticas que se le sucedieron a la salud pública municipal que demora hasta cuatro meses en dar un turno ginecológico.

El silencio con que el Movimiento Vecinal afrontó el tratamiento de los dos temas que en materia turística dejaron expuestas sus debilidades en el área, pareció dar total crédito a los errores cometidos desde la administración de su mismo gobierno municipal.

Y antes que se aprobaran –por mayoría- la nueva licitación del ex Samoa por 15 años, y la prórroga de la concesión para el camping municipal de Reta, y en paralelo el llamado a licitación, sobrevinieron una serie de duras objeciones a las formas en que el oficialismo local aplica su política de turismo.

A %d blogueros les gusta esto: