Y dicen que…

El futuro del intendente de Olavarría, Ezequiel Galli se presenta como incierto debido a que sólo tiene 5 de los 20 concejales. En un verdadero laberinto, Galli busca complicidad en la justicia para evitar su destitución.Se comenta que la oposición unida podría reunir dos tercios para destituirlo. Sin embargo, fuentes locales aseguran que el intendente contará con otros dos votos que evitarán que se convierta en el Aníbal Ibarra (Caso Cromañon) de Cambiemos.

Preocupada por las consecuencias políticas del trágico recital del Indio Solari, la gobernadora María Eugenia Vidal envió a esa ciudad a su ministro Joaquín De la Torre, para que evite la destitución del intendente Ezequiel Galli, que está en la cuerda floja.

A %d blogueros les gusta esto: