…y dicen que

es momento de estudiar el costo de la política, porque el ajuste es para todos menos para los senadores y diputados del Honorable Congreso de la Nación.

Son exactamente 1765 los asesores tienen nuestros 72 senadores -según consta en la página oficial- para aprobar menos de 60 leyes en todo el año 2018, el rendimiento más bajo desde 1987.

La Cámara de Senadores de Argentina tiene un presupuesto anual equivalente a 204 millones de euros. Con 72 legisladores en la Cámara alta el costo promedio es de 236.000 euros por mes.

La Cámara de Diputados de Argentina, por su parte, tiene un presupuesto anual equivalente a 208 millones de euros, al tipo de cambio de $45 por euro; y 257 diputados, es decir un costo promedio por legislador en la Cámara baja de 67.400 euros por mes, en sueldo propio y de sus colaboradores, teléfonos, secretarias y movilidad, entre otros.

En Argentina hay 44 millones de personas y 2.300 municipios, con lo cual cada uno atiende las necesidades de 19.130 personas.

Los políticos –todos- dicen que, reparten subsidios entre diferentes sectores de la sociedad para mantenerla tranquila.

Existen 21 millones de personas que pasan todos los meses por la ventanilla del Estado para cobrar un cheque con un sector privado de sólo 6,5 millones para mantener a esos 21 millones, y de esta forma mantener el negocio que armó la política para obtener su renta y repartir subsidios…

¿Existe realmente interés de la dirigencia política de reducir el peso del Estado sobre el sector privado o la política se ha transformado en un negocio personal que en forma compulsiva tiene que financiar el sufrido contribuyente?… es lo que se pregunta la calle