…y dicen que

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni mantuvo una reunión con el gobierno nacional, pidiendo un auxilio financiero para destrabar el conflicto en la provincia.

Macri, por su parte, avaló el envío de 1.300 millones de pesos a través de 300 millones de pesos del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y 1000 millones de adelantos de coparticipación, aclarando desde nación que no es un préstamo, sino que se descontarán de la coparticipación.

Estos fondos, sin embargo, no cubren la demanda salarial que necesita el gobernador quien ya adelantó a través de su Ministro de Economía, que no pagará la cláusula gatillo, porque el dinero girado no es el esperado para cubrir toda la demanda prevista.

Por otra parte, el propio ministro Oscar Antonena confirmó el pago escalonado de los salariales con una primera cuota de 30 mil pesos a todos los jubilados y pensionados de la provincia, el viernes se depositará a los activos hasta 40 mil pesos y en las dos semanas siguientes, sin precisar los días, se completarán los salarios hasta 65 mil pesos en la primera semana y más de 65 mil pesos en la segunda.

Mientras tanto, durante el recordatorio del día del maestro, los docentes de Trelew hicieron un banderazo en la plaza Centenario de esa localidad y la MUS (Mesa de Unidad Sindical) inició un acampe frente a Casa de Gobierno en Rawson. Los docentes siguen de paro, las instalaciones de Educación están tomadas por los no docentes, los judiciales paran por tiempo indeterminado y los estatales no descartan volver a las rutas.

Mariano Arcioni mantiene un discurso confrontativo con el gobierno nacional, se abrazaba con Sergio Massa, se reune con Alberto Fernández, se declara adherente a Cristina Fernández Vda de Kirchner y armaba un escenario donde él se sentía un triunfador del “nuevo orden K”, la provincia convulsionaba por falta de fondos, la crisis escalaba y el gobernador seguía echándole la culpa de todos sus males al presidente Macri.