Denuncian represión en el comedor infantil del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE)

Miedo  y tensión se vivió en la noche del jueves en el barrio Villa Caraza, Lanús. Allí, la policía local ingresó de manera violenta en el merendero “Cartoneritos”, del Movimientos de Trabajadores Excluidos (MTE), sin ninguna orden de allanamiento visible, y reprimió mediante balas de goma y gas pimienta a niños y adolescentes.

Según los vecinos de la zona y las autoridades del comedor, las fuerzas de seguridad reprimieron a niños y adolescentes sin explicación alguna, tirándoles con balas de goma. Al mismo tiempo, rompieron todo el comedor. María -cocinera de setenta chicos- denunció que la policía entró y le tiró en su rostro gas pimienta mientras cubría a los menores.

Desde el MTE denunciaron que los agentes estaban haciendo un operativo de control vehicular en la zona y reaccionaron de forma violenta cuando desde el comedor se les pidió que corrieran el operativo por la presencia de chicos jugando en ese lugar. La respuesta policial fue irrumpir en el comedor, causar destrozos y reprimir con gas pimienta y balas de goma.

Vecinos indignados se concentraron en frente a la comisaría de Lanús.

“Hacemos responsables al secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, que hace tiempo viene hostigando a nuestra organización, al intendente Néstor Grindetti, a la Gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad de Provincia, Cristian Ritondo”, expresó la organización dando a conocer que tres jóvenes fueron detenidos y no se conoce su paradero.

Ante esta situación, los vecinos de la zona decidieron marchar y protestar en la comisaría de Lanús número 5, provocando destrozos, como vidrios quebrados, y encendiendo en la calle madera y gomas de autos. El secretario de Seguridad local, Kravetz, negó la represión y dijo que «la policía fue apedreada».