Ganancias: acuerdo entre la CGT y el Gobierno

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, manifestó que: «400.000 trabajadores salen del impuesto» y quienes siguen incluidos «van a pagar mucho menos», en tanto se acordó una fórmula de actualización con el coeficiente RIPTE, similar al aplicado en las jubilaciones.

El Gobierno y la CGT acordaron llevar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias a 37 mil pesos para casados con dos hijos y a 27.941 pesos para los solteros, tras una reunión donde participaron los referentes de la central obrera y del gobierno nacional.

El nuevo proyecto deberá ser debatido el miércoles en el Senado y el jueves en la Cámara de Diputados.

Al término del encuentro que tuvo lugar en la sede de la cartera laboral, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca; el vicejefe del Gabinete económico, Mario Quintana, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, destacaron el acuerdo y en conferencia de prensa brindaron detalles acerca de sus alcance.

Quintana ratificó que se eleva el mínimo no imponible a 37 mil pesos para casados con dos hijos y a 27.941 para los solteros. El acuerdo también avanzó sobre una idea para excluir del pago de ganancias a las horas extras de días no laborables, feriados trabajados y viáticos.

«Hemos trabajado sobre las escalas, modificando las alícuotas y también abordamos detalles sobre los viáticos, horas extras y el régimen de actualizaciones para que lo que arreglamos hoy no se desarregle por variaciones producidas por la inflación. La idea es que todos los números tengan un ajuste acordado todos los años en base al índice Ripte (Remuneración Imponible promedio de los trabajadores Estables)», agregó.

Frigerio, por su parte, sostuvo que «este es un principio de acuerdo, mañana habrá una reunión con los gobernadores y los integrantes de los bloques legislativos, pero estamos en el buen camino para corregir una distorsión de muchos años. La mayoría de la clase dirigente argentina apuesta a la gobernabilidad».

En esa línea, dijo que «el gobierno tomó la decisión política de corregir estas distorsiones, esperemos llegar a un buen resultado y a una ley que sea mejor que nuestro proyecto» y remarcó que «esto también pone en valor una de las instituciones que es el federalismo y el Presupuesto de la Nación por la importancia de reflejar el camino hacia el equilibrio fiscal que se ha fijado el presidente Mauricio Macri«. Y resaltó: «No podemos seguir aumentando la presión tributaria».

Quintana explicó que «la fórmula se concentró estrictamente en lo que afectaba a los trabajadores. Nuestro gobierno ha demostrado su capacidad de escucha y hemos dado respuesta a temas sensibles».

Al finalizar la reunión, el secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, consideró que el acuerdo alcanzado “es un principio de solución que se tiene que completar con el tratamiento en el Congreso.”

“Se han ido acercando posiciones y han colmado nuestras expectativas con respecto a viáticos, horas extras y el tema del aguinaldo también”, remarcó.

Según Schmid, también titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt), “ésta modificación altera totalmente la discusión que veníamos teniendo con anterioridad».

Del encuentro que se extendió entre las 13.30 y las 16.15, participaron, además, los otros dos secretarios generales de la CGT Daer y Carlos Acuña y los dirigentes Andrés Rodríguez (Upcn) y Gerardo Martínez (Uocra).

Asimismo, Schmid destacó “el rol fundamental que tuvieron los gremios del transporte para alcanzar este acuerdo” y agradeció «a todos los trabajadores del transporte el acompañamiento en las asambleas de la mañana”, señalando que “como siempre la unidad es la clave».