Mendoza: media sanción contra el “acoso sexual callejero”

El acoso sexual callejero quedó definido como toda conducta física, verbal o gestual, no deseada, de connotación o naturaleza sexual, realizada en contra de una mujer, en lugares públicos o privados con acceso al público, que estén motivadas por el género e invadan su espacio físico y/o emocional de manera irrespetuosa, denigrante, y/o insultante, siempre y cuando no configure delito.

“La violencia de género se manifiesta en la trama cultural de nuestra sociedad, quedando muchas veces expuesta cuando las mujeres denuncian o aparecen evidencias de la misma”, dijo senadora Claudia Najul.

La legisladora manifestó también que “las relaciones de poder entre los géneros se reproducen desde la crianza, en las diferentes instituciones por las que pasamos, escuelas, trabajos, en todos los ámbitos donde transitamos, a lo largo de todas las edades y niveles socio económicos”.

“Los femicidios son la forma más extrema y cruel de la violencia de género, pero para llegar a éstos tiene que haber una sociedad que permita la reproducción de estas desigualdades cotidianas que derivan luego en la cosificación de la mujer y el uso de la violencia como forma de dominación de hombres a mujeres y niñas”, opinó la legisladora de la UCR. El proyecto se encamina a ser aprobado también por la Cámara de Diputados.