Se cayó la sesión especial para pedir la quita de fueros

Finalmente no tuvo quórum la sesión convocada por la alianza 1País, de Sergio Massa y Margarita Stolbizer, con el fin de que la Cámara baja aprobara la “quita” de esas inmunidades a los bloques del Frente Renovador y el GEN.

Ante la obvia ausencia del bloque kirchnerista y la anticipada del oficialismo, el llamado a sesionar fracasó, pues a la hora de dar por caída la sesión, pasadas las 11.30 solo había una treintena de diputados en el recinto. La idea era tratar dos iniciativas de un diputado del interbloque, Julio Raffo, para tratar la renuncia a los fueros.

Presidida por la radical Patricia Giménez, por encontrarse el titular del Cuerpo, Emilio Monzó, en el exterior, estuvieron diputados del Frente Renovador, más la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y los diputados del delasotismo, los de Libres del Sur y el mencionado Julio Raffo.

Durante la sesión en minoría, llevó la voz cantante la diputada Margarita Stolbizer, quien lamentó la ausencia de oficialistas y opositores y en ese sentido buscó emparentar a Cambiemos con el kirchnerismo: “Las diferencias que a veces se pregonan no son tantas”, interpretó. En un encendido discurso, dijo sentir que “venimos trabando un debate parlamentario que debería ser más comprometido con la realidad social”, y sostuvo que su sector planteó “la necesidad de renunciar a cualquier tipo de privilegio”.

La diputada había arrancado quejándose del “funcionamiento irregular” de la Cámara, por ser casi todas las sesiones “especiales”. “Lo que debería ser una excepción se ha convertido en la regla”, enfatizó. Por eso sostuvo que el oficialismo “utiliza las sesiones especiales fundamentalmente para obstruir la posibilidad de incorporación de nuevos temas. No es bueno para la Cámara y no es bueno que aquello que fue crítica del oficialismo durante la gestión anterior, hoy termine siendo la conducta propia. Esto es lo que nos permite ver que a veces las diferencias que se pregonan no son tantas”.

“No somos nosotros los que nos podemos asustar; háganse cargo los que no quieren venir a dar este tipo de debate, que son los que aparecen asustados frente a las amenazas de otros”, señaló la líder del GEN, que reprochó luego que “quisieron descalificarnos diciendo que no tiene que autorizarnos la Cámara para quitarnos los fueros”. Pero además, agregó, “cuando intentamos hacerlo operativo después de firmarlo ante un escribano, para eso vinimos y promovimos un debate parlamentario, para que sea la Cámara la que nos autorice”.

Se quejó entonces de que “ni uno ni otros” vinieron, “tal vez será porque vimos algún parecido en la conducta de los otros”. Aclaró que “nuestras posiciones no son de oportunidad, son de convicción; no aparecimos con este tema ahora, el bloque Frente Renovador desde hace mucho tiempo tiene proyectos en este sentido”.

Se hizo eco también de críticas que le formularon, cuestionándole que en su caso personal recién renunciara a sus fueros ahora, siendo que lleva tantos años en la Cámara, y respondió diciendo que “he formado parte y he sido testigo de una Cámara presidida por Juan Carlos Pugliese; yo pertenezco a una generación inspirada en un hombre como Raúl Alfonsín, que se murió viviendo en la misma casa que tenía antes de ser presidente”. Advirtió luego que “la degradación es la que nos está demandando conductas diferentes. La política hoy no es lo que era antes”, y se quejó por la existencia actual de “debates ficticios para no discutir estas angustias de la gente”.

Advirtió que la clase política “ha perdido credibilidad, confiabilidad; la gente ya no cree en los que va a votar. Tenemos que hacernos cargo; nos descalifican diciendo eso, que lo nuestro son solo gestos símbolos… La política tiene que hacer gestos, debe tener un ejercicio simbólico de los valores”. Y aclaró que su actitud “no es para fijar una posición retórica abstracta, lo hemos hecho con nuestra firma concreta ante un escribano”.

Con todo, aclaró Stolbizer que “en este debate no nos paramos frente a (Julio) De Vido, nos paramos frente a la sociedad; le estamos hablando a la sociedad y a la justicia”. Pidió en ese sentido una actitud efectiva de la justicia, y alertó sobre “las complicidades que están gestándose desde adentro para proteger a los corruptos desde hace muchos años”.

“Nadie puede hacerse el distraído respecto de las responsabilidades que tienen que tener por la corrupción enquistada”, señaló, pero agregó que “no queremos el oportunismo electoral que lleva a algunos a esconderse del debate, están escondiendo el debate más profundo de cuáles son los daños sociales que la corrupción generó y ha dejado costos humanos en la Argentina”.

Stolbizer sostuvo que “el oportunismo lleva a esconder en un debate ficticio sobre qué hacemos con De Vido a los problemas de la gente”. Le apuntó entonces al Gobierno que “lleva un año y medio en que la lapicera se equivoca siempre hacia el mismo lado: jubilados, discapacitados, tarifas… Siempre los errores los hace para el mismo lado; no les tembló la lapicera cuando tuvieron que sacarle las retenciones a la megaminería”.

Sobre el final, aclaró en referencia a las intenciones oficiales de expulsar de la Cámara baja a Julio De Vido que “si lo hacemos, es para que se vaya de vacaciones, para que ande libre por la calle como anda (Amado) Boudou. Lo único que vamos a hacer es darles vacaciones”. Y si bien aclaró que “no nos van a encontrar nunca en la vereda de la defensa del diputado (De Vido), además de eso l que queremos es discutir lo que hay que discutir: la emergencia alimentaria, cómo hacemos frente al abuso de los aumentos de luz y gas, no hay un funcionario que hable de lo que cuesta la leche y el pan, queremos traer ese debate a este recinto”.