Y dicen que…

Se está investigando en la provincia de Buenos Aires la desaparición de motores de patrulleros.En este caso, se trataba de cuatro móviles policiales y una moto, que debían cumplir tareas en la Comisaría Primera, a cargo deMatías Vécoli.

Según destaca el diario La Verdad, de Junin, cuando una comisión llegó al Corralón Municipal, se encontró con dos camionetas Toyota Hilux, una Ford Ranger un Chevrolet Lux y una moto Cerro de 110 cc, que no poseían dominio y tampoco tenían sus motores.

Los motores habían sido entregados a un taller de rectificación durante la gestión anterior para su reparación. El dueño del taller les comunicó que tras un convenio con la comuna, bajo el mando de Mario Meoni, se les había entregado los motores, entre otros más para su reparación.

Como los motores estaban abandonados en el taller desde hacía mucho tiempo, una vez que cambió la gestión municipal y al ver que nadie los iba a retirar, el dueño del taller decidió venderlos a una fundición de Capital Federal.

En total serían nueve los motores comercializados, cada uno de ellos valuado en 50 mil pesos.

Además de la investigación judicial, la causa llegó a las autoridades de la Policía Bonaerense, que también abrió un expediente.