Allanamientos a Cristina: los perros ya buscan rastros de dólares

Con la autorización del Senado, el juez Claudio Bonadio procedió este mediodía a allanar las propiedades de la expresidenta Cristina Kirchner. Los operativos comenzaron en el departamento de Recoleta, ubicado en Juncal 1306. Se espera que se realicen también en el de El Calafate, en la calle Padre de Agostini y Los Tehuelches y el de Río Gallegos, sobre la calle Mascarello 441. El objetivo es “corroborar los dichos de varios testigos” sobre la estructura de las propiedades y los lugares donde podría almacenarse dinero.

Oscar Centeno mencionó en sus cuadernos que “la recaudación del día” se llevaba “siempre a Uruguay y Juncal”. En el caso de la propiedad ubicada en la capital santacruceña, Claudio Bonadio le pedirá al juez Julián Ercolini la certificación de los planos de la casa, ya que la misma se encuentra investigada en el expediente Los Sauces SA.

Efectivos y peritos de la Policía Federal y de la Policía Científica ingresaron con equipamiento especial al edificio donde reside CFK en la ciudad de Buenos Aires. La ex mandataria no estaba en el lugar, según precisó su abogado Gregorio Dalbón, ya que había pasado la noche del miércoles en la casa de su hija Florencia.

Además del equipamiento la policía cuenta con una división de perros capaces de oler dinero.

En tanto, Carlos Beraldi, abogado de la expresidenta, afirmó este jueves que el juez Bonadio dispuso “sacarlo” del domicilio de la senadora, denunció que de esa forma se concreta un procedimiento “en contra del estado de derecho” y anunció que denunciará penalmente al magistrado y que pedirá su juicio político.

“El juez dio la instrucción directa para sacarme del domicilio y hacer lo que les parezca. Están ellos solos para hacer cualquier tipo de ilegalidad”, enfatizó Beraldi.

En declaraciones periodísticas, confirmó que la directiva se hizo efectiva después de que él mismo abrió la puerta del domicilio de la expresidenta ante el requerimiento policial, en el marco del allanamiento dispuesto por Bonadio.