Asseff: “La gente entendió que con Vicentín estaba en juego la propiedad privada»

En la tarde del miércoles (1/7) Alberto Asseff, Diputado de JxC y titular del Partido UNIR, realizó vía plataforma Zoom una videoconferencia sobre “Vicentín, el campo y los silobolsas”

El Diputado Nacional Alberto Asseff de JxC y presidente del Partido UNIR fue el encargado de darles la bienvenida a los invitados y presentar la temática de la charla que se desarrollaría mediante videoconferencia.

De la charla participaron, además del Diputado Alberto Asseff, el intendente de Avellaneda, Provincia de Santa Fe, Dionisio Scarpin; Esteban Reino, intendente de la localidad de Balcarce, Provincia de Buenos Aires; el Ingeniero Agrónomo, Marcelo Regúnaga, ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El Diputado Nacional Alberto Asseff comenzó su exposición presentando a los intendentes y sus localidades. El Diputado presentó el caso Vicentín y dijo que es una “fabrica que ha tenido inconvenientes pero que el intendente (Dionisio Scarpin) ha representado a su pueblo. La justicia ha sido independiente, el pueblo de Avellaneda se manifestó y es una de las paginas más interesantes de la historia actual”.

Y agregó “la gente supo que esto era más que una cuestión financiera o un proceso de quebranto, sino que estaba en juego la propiedad privada y ese es el límite para reencauzarnos en el camino de la prosperidad”

Luego fue el turno del intendente Reino, de la localidad de Balcarce, quien primeramente saludó la manifestación realizada a favor de la empresa Vicentín y acto seguido explicó que en su localidad también es importante la ruralidad, así como con el turismo.

Reino evaluó que el principal problema que tienen los productores rurales es la falta de reglas claras y pidió una reglamentación ajustada para evitar que las inversiones desaparezcan por falta de seguridad jurídica.

En otro momento de su exposición se refirió a los ataques los silobolsas que han sido un problema en las últimas semanas y dijo que es un error porque se ataca a la principal generación de divisas frescas que tiene el país. Además aclaró que esa es una de las “principales falencias que va a tener este gobierno”. Por lo que “el gobierno debe controlarlo porque nos hace mal a todos”.

Luego fue el turno del intendente de la localidad de Avellaneda, Santa Fe, Dionisio Scarpin, quien comenzó su exposición haciendo una breve reseña de su localidad y lo que significa la empresa Vicentin para el pueblo.

Scarpin explicó que Avellaneda es “un lugar difícil para la producción y la industria debido a las desventajas competitivas desde lo logístico por las distancias, pero sin embargo somos un polo de desarrollo industrial en el norte de nuestro país”.

Luego explicó que Vicentin es una industria creada en 1929 y que para aquella época “teníamos ferrocarril a Buenos Aires, que se inauguró en 1913, teníamos puerto en un brazo del Paraná; o sea que teníamos mejores condiciones que hoy día. El tren no llega hace 30 años, el puerto hace 20 años que no funciona y el asfalto de la ruta 11 está en mala condición”.

Scarpin dijo que “a pesar de todas las desventajas” nuestras industrias se han desarrollado con muchísimo esfuerzo y sacrificio y son industrias familiares, nacidas y criadas en nuestra región

Luego el intendente de Avellaneda contó que “Vicentin tiene algo más de 2 mil empleados directos y es un soporte importante de nuestra economía en avellaneda”. Después contó que la empresa ha rescatado de la quiebra otras fábricas y las ha traído a la localidad de donde es originaria, como ser una hilandería que había cerrado en el 2000 y un frigorífico en el 2005, que hoy trabaja para la empresa Vicentin. Así como en el 2006 compra la empresa Algodón Estrella que estaba en el GBA, y la trae a Avellaneda.

Scarpin hablo del proceso de modernización a los que fueron sometidos tanto la hilandería como el frigorífico y el nivel de inversión que eso requiere. Al respecto dijo que “no es fácil invertir acá y Vicentin invirtió. La empresa y los directores son de acá y han rescatado empresas y traído aquí, para dar trabajo. Por eso para nosotros significa tanto Vicentin”

Luego explicó que Vicentín “se dedicó a la formación de proveedores locales. Si la empresa debe poner más plata por un proveedor local, lo hace para apuntalarlas.” y citó el caso de dos empresas que fabrican cajas de cartón corrugado en la provincia de Córdoba.  Si tiene que poner más plata en local pone ahí. Así como dio el ejemplo de una cooperativa que fabrica ropa para importantes empresas porteñas, a las que Vicentin les dio gerenciamiento y les consiguió clientes.

Como conclusión Scarpin dijo “por eso nos manifestamos como lo hicimos. Es parte de la historia de la ciudad pero también se defendió la argentina que fuimos, que no somos, y que queremos volver a ser. La Argentina productiva, que genera desarrollo en el interior del país. Nuestra defensa es más allá de la empresa en sí”.

Por último Scarpin hizo una evaluación de cuál es la situación actual de la compañía.

El intendente de Avellaneda explicó que “la empresa está en pleno funcionamiento y con mucha tecnología, muy competitiva”. “Siempre fue recibió prestamos millonarios de entidades internacionales y siempre fue confiable. Siempre cumplió nunca ha fallado”.

Consultado al respecto al concurso  de Vicentin Dionisio Scarpin dijo que “Hay elementos objetivos. Si la empresa tiene que rendir explicaciones ante la justicia que sea la justicia la que lo resuelva si hay que apartar un director que lo haga, pero la empresa debe seguir funcionando”.

“El problema de la empresa surgió en los años 2018 y 2019, con la crisis financiera de la argentina, las devaluaciones y la subida de la tasa de interés en dólares de los créditos tomados. Se corta la renovación de los créditos y no puede refinanciar los vencimientos”.

“Además se da una ‘corrida granaria’ cuando Alberto Fernández gana en primera vuelta por un margen tan amplio y se habla de aumentar las retenciones; entonces productores y acopiadores salieron a liquidar granos y al final vicentin se queda sin fondos para pagar”. Agrega Scarpin.

Por último el dirigente político aseguró que Vicentin sufrió una “crisis financiera, de flujo de fondos, pero no una crisis como empresa. No ha perdido mercados, no es que no se renueva tecnológicamente, es una crisis financiera coyuntural”.

“Lo que busca ahora la empresa es la apertura para retomar la confianza, vender una parte del capital accionario y seguir funcionando como hasta ahora”.

Marcelo Regúnaga

Para apoyar las palabras de Dionisio Scarpino estuvo el ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Ingeniero agrónomo Marcelo Regúnaga, quien habló de su experiencia como funcionario público y dijo que “uno de los problemas más serios en este país es el permanente cambio de las reglas de juego”.

Explicó que en los 90s la exportación de aceite no estaba gravada. Posteriormente cambiando las reglas de juego se impusieron gravámenes a la exportación de aceite. Las alícuotas fueron subiendo y  bajando y finalmente quedaron en márgenes muy altos lo que afecta la rentabilidad de las empresas exportadoras de aceite, ente ellas Vicentin.

“Existía un incentivo a la exportación de aceite de 3 puntos porcentuales que fue eliminado y eso le significaba a Vicentin unos 300 millones de dólares, que ya los tenía en su presupuesto y que al no percibirlo contribuyó a desbalancear sus finanzas”.

“Necesitamos tener políticas públicas que sean políticas de estado estables. Las que existen hoy día son antifederales, los derechos de exportación son lo más antifederal de la argentina”.

Rotura de silobolsa

Tanto el Diputado Asseff, como los intendentes de Avellaneda y Balcarce se refirieron al flagelo de la vandalización de los silobolsas donde se guarda el grano.

Al respecto, el Diputado Alberto Asseff dijo que es la “manifestación de un odio insensato, odio al que se esfuerza, al que trabaja” y dijo que es un error creer que “mantener la cosecha en los silos es especulación”.

Por su parte tanto Reino como Scarpino evaluaron que el estado pierde de cobrar el 33 % de ese producto, que es lo que estado nacional debe percibir en impuestos.

“Me preocupa que no hay repudio, ni aun de forma retórica, que no aparecen las patrullas rurales que la Provincia de Santa Fe y la Provincia de Buenos Aires tienen. Que el Ministro de Seguridad santafecino no se preocupe”.

Cerró el intendente Reino, de Balcarce, con una reflexión: “van a quedar secuelas luego de la pandemia en el aparato productivo y necesitaremos ideas y reglas claras de juego para que hayan nuevas inversiones”.

A lo que el Diputado Asseff agregó: “la idea de premios y castigos no es mala, discrimina para bien y no debemos ir en contra de quien se esfuerza”.