Empresa argentina desarrolla un respirador de alta complejidad

CVA, empresa argentina Líder en fabricación de equipos para el diagnóstico vehicular se ha comprometido en la lucha contra la pandemia de COVID-19 y ha diseñado un respirador de alta complejidad que pretende cubrir la demanda que ha generado la emergencia sanitaria actual.

Actualmente la mayoría de equipos con este nivel de complejidad son importados, muy costosos y con homologaciones poco específicas. Por eso CVA ha creado el Respirador Argen-Care.

Dicho producto cuenta con un software sencillo y amigable, lo que posibilita que sea utilizado por un auxiliar. A la vez, permite establecer un contacto permanente con profesionales médicos del área específica con el objetivo de que puedan realizar un monitoreo pormenorizado de lo que está sucediendo con el paciente.

>>>Características del Respirador Argen-Care

Uno para acción de campo o emergencia, pensado como valija – maletín  con algunas innovaciones tecnológicas como un panel solar para carga permanente y constante; otro de piso o planta hospitalaria, que podría ser utilizado inclusive en forma hogareña bajo supervisión y monitoreo médico.

Además, atento a las necesidades de información confiable e inmediata el Respirador Argen-Care permite conectarse a través de WiFi y bluetooth, de modo que los datos generados estén disponibles en un teléfono móvil convencional mediante la incorporación de una capa IoT (Internet of Things).

De esta forma el médico pueda monitorear a su paciente internado en un hospital o en su domicilio desde su propio teléfono. O bien tener todos los respiradores de un hospital conectados a un solo monitor en una sala de guardia, con alarmas sónicas programables y vigilado por un auxiliar.

Hay que destacar, además, que este producto cuenta con un sistema de retroalimentación que permite conocer el nivel de saturación de oxigeno del paciente y de su pulso cardiaco en forma directa y permanente durante su funcionamiento como respirador.

 

Para que nos cuente más sobre este desarrollo tecnológico de diseño nacional entrevistamos a Christian Delutis, responsable del área de Investigación y Desarrollo de CVA, Control Vehicular Argentino

Agencia Legislativa:  Viniendo del ámbito de la mecánica, ¿es difícil la reconversión tecnológica para utilizar la maquinaria y el recurso humano en un campo tan diferente, como el de la medicina?

Christian Delutis: Si bien es cierto que nuestra empresa se entabla dentro del rubro de la Metalmecánica, al tener un departamento de desarrollo permanente en los rubros de electrónica e Ingeniería mecánica, solo bastó tomar la decisión para abocar los recursos necesarios a este nuevo emprendimiento. Contamos también con la ayuda de empresas e instituciones del exterior para capacitar a nuestro personal en el área de electromedicina, logrando una sinergia muy provechosa con entidades como NXP, uno de los más grandes fabricantes de microprocesadores a nivel global, y el instituto de tecnología de Massachusetts (MIT).

AL: ¿La actual restricción económica afecta la posibilidad de obtener alguno -o varios- de los componentes necesarios para fabricar el respirador?

CD: Es verdad, vivimos en un momento muy complicado para la Argentina, pero esto nunca fue un problema, los mayores escollos vinieron de poder ofrecer credibilidad a nuestros proveedores extranjeros, para que nos incluyan en su selecta lista de clientes. Por ejemplo: la bomba de aire comprimido que utilizamos tiene procedencia norteamericana, y el proveedor deriva el total de su producción a empresas consagradas de electro-medicina y aeroespaciales como Space-X, por lo que tuvimos que solicitar el apadrinamiento de otros proveedores para poder ser considerados clientes.

AL: ¿Qué planes hay de fabricar en masa el respirador? ¿Qué precio final debería tener por unidad? ¿Su utilización requiere conocimientos previos o puede ser utilizado por cualquier persona?

CD: Actualmente estamos terminando de poner a punto los primeros prototipos, cabe aclarar que «respirador» como el que estamos llevando adelante, se diferencia de todos los modelos presentados a lo largo del año, los cuales solo se limitan a presionar una bolsa de goma o silicona para forzar la entrada del aire a los pulmones. En cambio, nuestro equipo incorpora hasta 6 sensores que nos permiten dosificar de manera muy precisa el caudal y presión del aire inyectado, como así también controlar el caudal y la presión de expiración, además de medir el nivel de oxígeno a la inspiración y a la expiración. Cerrando el circuito con un sensor de oxigenación en sangre y ritmo cardiaco. Estos parámetros hacen que nuestro equipo, sea uno de los respiradores más completos del mercado. Dicho esto, nuestro equipo está a pocos días de entrar a certificarse en el ANMAT, y estimamos el comienzo de la producción para el mes de marzo de 2021. En estos momentos y en paralelo al desarrollo tecnológico de este Respirador, estamos buscando el establecimiento ideal para albergar a «Argen-Care», tal el nombre de la empresa que estamos creando, y teniendo en cuenta que nuestro actual modelo de comercio (Metalmecánica) no es compatible con este nuevo rubro de la electromedicina, y a sabiendas de que el respirador, es el primero de muchos equipos que tenemos pensados desarrollar y fabricar. Es nuestra intención colaborar con nuestro país, por eso se ha tomado la decisión de ofrecer dichos equipos a precios muy por debajo del valor de mercado a instituciones de salud y ente gubernamentales.

AL: ¿Estará disponible solo para instituciones médicas o está pensado, también, para el uso casero?

CD: Inicialmente el equipo fue pensado para ser operado por técnicos debidamente capacitados, pero a lo largo del desarrollo hemos empezado a incluirle funciones para optimizar su funcionamiento y monitorización a distancia, lo cual, aprobación mediante, se convertirá en un equipo ideal para la internación domiciliaria. De tal modo que un profesional de la salud y desde una plataforma web, podrá realizar el seguimiento y control correspondiente.

AL: ¿Qué tiempo se calcula desde la aprobación del INTI y la ANMAT y el comienzo de la fabricación?

CD: Esperamos en los próximos 60 días, poder estar comenzando los ensayos y aprobación en el ANMAT, y calculamos unos 30 días posteriores a su aprobación el lanzamiento de la producción. Los tiempos pueden acortarse o demorarse, dependiendo de muchos factores, algunos coyunturales a la situación país y otros de índole logísticos.

AL: ¿Se avanzó en una negociación a nivel nacional? ¿Hay planes de una compra del producto para instituciones médicas estatales -ya sea a nivel nacional o provincial?

CD: Si bien, se ha llevado adelante conversaciones con distintos Ministerios y Secretarías gubernamentales, en busca de apoyo, no hemos conseguido hasta el momento la ayuda y soporte esperados.

Pero no nos damos por vencidos, creemos que en el momento oportuno los vínculos con las áreas de Gobierno correspondiente se establecerán.

Hoy nuestros únicos vínculos de interés en el producto provienen de EEUU, en donde nuestros patrocinadores, siguen de cerca y con creciente interés el avance del mismo. Debido a que el equipo cuenta con tecnología 2020 en sus componentes, y el hecho de que sea un equipo conectable a internet «IOT» (tecnología que hace posible la conexión de distintos equipos de uso cotidiano a internet, y su control desde allí) , lo hace uno de los primeros en su clase, con el adicional de que la primera versión del mismo se encuentra montado en una valija de nivel balístico, sellada y con flotabilidad propia, lo cual lo hace muy atrayente para uso militar.