Sin Quórum… Se cayó la sesión…

La sesión del Senado que iba a resolver si autorizaba los allanamientos a los domicilios de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner se cayó por falta de quórum, y se convocó para una nueva sesión para el próximo miércoles.

El Bloque Justicialista dividido ante la votación y con sus legisladores en “libertad de acción”, no dio el quórum necesario y al oficialismo no lo alcanzó para comenzar a sesionar.

La Cámara alta también iba a tratar el proyecto de extinción de dominio, una figura jurídica que permite al Estado recuperar los bienes obtenidos y usados por delitos como el de corrupción.

Los allanamientos a los domicilios que la senadora de Unidad Ciudadana tiene en Río Gallegos, El Calafate y la Ciudad de Buenos Aires fueron solicitados por el juez Claudio Bonadio en la causa que investiga el pago de sobornos de empresarios a ex funcionarios.

De acuerdo a la Ley de Fueros (25.320), el Senado debe votar si autoriza al juez a realizar los allanamientos, una decisión que divide al Bloque Justicialista que encabeza Miguel Pichetto, del cual depende la aprobación de una iniciativa de este tipo.

Al igual que la semana pasada, el cuerpo no reunió el quórum necesario para iniciar el debate. En esta oportunidad, hubo 36 senadores sentados y faltó uno solo, ya que con 37 se iniciaba la discusión.

El bloque de Cambiemos dijo presente en su totalidad mientras que el PJ estuvo dividido: solamente se sentaron Perotti, Urtubey, Mera, Pichetto, Espínola, Caserio, Pais y Aguilar. Por su parte, el Frente para la Victoria cerró filas y no bajó a discutir.

En esa bancada hay varios senadores que no quieren aprobar los allanamientos y se diferencian de Pichetto, que se opone a un eventual desafuero sin que haya una condena sobre la ex mandataria.

Esa división en la bancada justicialista hizo que el jefe del bloque anunciara que habrá “libertad de acción” al momento de votar el permiso para que el juez allane los domicilios de Cristina Kirchner.

El Bloque Justicialista quedó así en el medio del tironeo entre la bancada oficialista de Cambiemos, que está unánimemente a favor, y el kirchnerismo, que cerrará filas detrás su líder.

La decisión del Senado se postergó el jueves de la semana pasada, dado que los fundamentos de la medida solicitada por Bonadio (que fueron reclamados por el bloque del FPV) llegaron a la Cámara alta minutos antes de la sesión pautada para ese día y con información que se encuentra bajo secreto de sumario.

A %d blogueros les gusta esto: