Stolbizer denuncia que CFK es dueña de un hotel en Buenos Aires

Una nueva denuncia contra Cristina Fernández de Kirchner presentó la diputada nacional Margarita Stolbizer, según la cual la expresidenta sería la dueña “oculta” de un hotel en el microcentro porteño.

Se trata del Waldorf Hotel -nada que ver con el Waldorf Astoria de New York-, de 120 habitaciones y ubicado en Paraguay 450 de esta capital, que habría sido adquirido por Osvaldo Sanfelice, socio de la familia Kirchner en negocios inmobiliarios, por más de 6 millones de pesos en el año 2009.

Según denunciaron en el programa La Cornisa, del canal América, Stolbizer y su abogada Silvina Martínez, la metodología utilizada sería similar a lo que dio pie a la causa Hotesur. Tras la operación, aparecen dos clientes fijos: Cristóbal López y Lázaro Báez.

La diputada se preguntó “de dónde sacó los fondos Sanfelice para adquirir el porcentaje mayoritario de las acciones de la empresa dueña del Hotel Waldorf”, y precisó que “desde que adquiere la mayoría del capital social, Sanfelice preside el directorio de la empresa”. Para Stolbizer, “este hotel también es de propiedad de la familia Kirchner, quien se escuda detrás de Sanfelice, tal como ocurrió en los otros negocios”.

La causa fue presentada al fiscal Gerardo Pollicita, con numerosa documentación, donde se consigna que el hotel tuvo un ejercicio negativo en 2009, pero en 2010 eso se revirtió, ascendiendo el saldo positivo a 879 mil pesos. Los réditos fueron en aumento, y dos años después el saldo positivo era ya de un millón de pesos.

Para las denunciantes, la metodología de “lavado de dinero” sería similar a la utilizada con los hoteles de Cristina en el Sur.

De confirmarse la especie, este hotel se sumaría a los que ya son de la familia Kirchner: Alto Calafate, Los Sauces y La Aldea Las Dunas, todos en el Sur.

Stolbizer considera estar en condiciones de afirmar que “Sanfelice compró el Hotel Waldorf ocultando a la familia Kirchner en la operación, tal como lo realizó otras tantas veces. Y en forma posterior a la adquisición, Lázaro Báez, a través de la empresa Valle Mitre SA, inyectó mensualmente sumas de dinero bajo el concepto.