El Macrismo en retirada arrasa la DAS

El final del macrismo en el Senado viene con el incumplimiento de la promesa de trasparencia, que tanto fue declamada como critica al kirchnerismo. Con los aires de cambio los empleados de la Cámara esperaban una nueva relación con su obra social, sin embargo nada de eso ha sucedido.

doc901257891

Como Agencia Legislativa ha ido mostrando a lo largo de estos años, la DAS se ha mantenido como una oscura caja de recaudación que no responde ante sus afiliados, y que ha ido perdiendo en calidad y en cantidad servicios para los empleados de la Casa. La DAS, que ha sido apenas un negocio de Helio Rebot, Gabriela Michetti y Norberto Di Próspero hace agua por todos lados y nadie se hace cargo.

Desde hace meses se le exije mediante la justicia a Senado y la DAS que muestren sus cuentas y siguen esquivando el bulto, echándose el fardo uno al otro.

Con un macrismo en retirada y una conducción gremial “apretada” judicialmente la posibilidad de mostrar números que no cierran se vuelve imposible. Al respecto, desde el Senado se intenta la maniobra de reasignar partidas para tapar baches económicos y dejar lo mejor posicionado posible a los salientes Michetti y Rebot, dado que nuevos inquilinos en el Palacio de las Leyes podrían dar por resultado preguntas incomodas y situaciones difíciles de afrontar.

>>> El juego de nunca acabar.

doc901931482 (1)

Por su parte el Apoderado General  judicial del Senado, Horacio Salerni sigue dilatando el pedido del empleado de la Cámara, Néstor Molinari, sobre los números de la mutual. Lo que solo genera costas sobre una obra social ya quebrada.