Malestar de los tamberos

Si algún sector expresa mejor las inconsistencias de la política económica del gobierno, ese sector es sin lugar a dudas el de la lechería. Se le puede adjudicar la culpa al clima o al mercado internacional, pero más allá de esto ha existido, en estos casi tres años del gobierno de Macri, una visión oficial que no acertó con los resultados que los tamberos esperaban. Muestra de esto, los tamberos bonaerenses darán comienzo a un conflicto que no se sabe, cómo y cuándo puede terminar.

Cabe destacar que esta movilización de CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa), se da luego que su entidad madre CRA (Confederaciones Rurales Argentinas), hace solo unos días, se levantó de la Mesa de Lechería nacional.

En una entrevista exclusiva con el DIARIO LA VERDAD, la Coordinadora de la Comisión de Lechería de CARBAP, Andrea Passerini indicó: “El fundamentalismo existe en todos lados y también hay fundamentalistas en la actual gestión, en cuanto a que, si vos mostrás una realidad que no les gusta ver te tildan de que estas en contra de este gobierno o no querés que termine. Son todas unas sartas de pavadas que no es propia de una república democrática con libertad de expresión y de opinión. Nosotros creemos que, a partir de escuchar a los funcionarios, lamentablemente no van a ser éstas las últimas protestas; y esto lo digo con todo el dolor del alma que esta situación me provoca”.

Andrea Passerini es productora tambera de Carlos Casares, allí administra el tambo familiar y le quita horas a su trabajo para dedicárselo al gremialismo sectorial. En su habitual tono descarnado para describir una situación indicó: “Hace dos años y medio que estamos sentados en mesas y lo que primero pareció ser un dialogo, terminó siendo un monólogo. Nosotros hicimos lo imposible para resolver el problema, hemos trabajado y les hemos indicado que el problema está dentro de la cadena láctea. Porque no es que nosotros salimos a pedir precio porque somos caprichosos o loquitos y queremos que nos paguen más por decreto. No…, esto es lo que quieren hacer creer los que intentan descalificar nuestra protesta. Cuando esta protesta es solo un paso en un largo proceso”

La cadena láctea está compuesta de varios eslabones. El primero es el del tambero y su producción de leche cruda, el segundo es el de la industria la cual produce una amplia gama de productos lácteos y derivados, la tercera es el supermercado y la venta minorista. Está claro que en esta cadena hay una puja distributiva, en esa puja quien sale perdiendo es el tambero. Hoy se le está pagando al tambero entre $ 7,50 y 8 pesos por litro, cuando lo que realmente se necesita para cubrir los costos de producción son 11 pesos.

A %d blogueros les gusta esto: