Segunda vez que se supende elecciones en OSDEPYM por intento de fraude

El Juez Enrique Lavié Pico a cargo del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Nro. 1, ordenó la suspensión de la Asamblea fijada para el día 26 de Septiembre de 2019, por graves sospechas d intento de fraude por parte de la intervención a cargo de José Bereciartúa.
El mismo Juez, ya había suspendido la Asamblea General anterior que se iba a realizar el día 15 de Agosto de 2019.

Los fundamentos para suspender la primera Asamblea fueron variados y sólidos. Desde que el mismo interventor se postule para continuar conduciendo la Obra Social, en atencion a que al ser interventor, incluso hasta la fecha de la eleccion, posee facultades extraordinarias y ademas resulta ser funcionario del poder ejecutivo nacional que ha sido designado a los efectos de garantizar las prestaciones de salud y con el objeto de normalizar la entidad ( cuando estando en la intervención, OSDEPYM, fue allanada por denuncias de malversación de fondos). Que la asamblea se realice en un domicilio ajeno a la sede social, la habilitación del voto postal, sin mayor control ni verificación de la identidad del votante, para afiliados que vivan a más de 50 km., la arbitrariedad acerca de que asociados pueden votar y los que no pueden hacerlo, entre otras irregularidades.

Además el fraude quedó debidamente expuesto en los medios de difusión masivos, cuando se publicaron fotos de la seccional Tucumán, con fotos de los comprobantes de seguimiento y de envío de sobres, de la filial de Tucumán, con votos armados, que fueron enviados desde la sucursal OSDEPYM Tucumán. Todos los sobres enviados con la fecha y con numeración correlativa.

Luego de la primera suspensión, Bereciartúa hizo publicar una costosísima solicitada en todos los medios, a página entera, donde fustigaba duramente al magistrado Lavié Pico, “Por desobedecer una orden presidencial”. No solo Bereciartúa demostró un desconocimiento total de cómo funciona una república con división de poderes, sino que en su carácter de funcionario y militante macrista le hizo plantear a CAME (firmante de la solicitada) un reclamo en ese sentido, que constituye un hecho grave, como el de exigir que el poder judicial, se someta a “las órdenes de Mauricio Macri” presidente y a la sazón jefe político de Bereciartúa.

En las dos suspensiones, el Juez responsabilizó al interventor Bereciartúa por la suspensión, señalando la falta de transparencias y la ausencia de garantías mínimas para que el comicio se lleve a cabo.

.

En un intento de sortear dicho fallo, inmediatamente el Sr. José Bereciartúa recurrió a una nueva convocatoria de la Asamblea General a celebrarse el día 26 de septiembre de 2019, que también la justicia nuevamente dejó sin efecto, siguiendo el Magistrado los lineamientos que la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, señalando el carácter
excepcional y acotado en que debe actuar la intervención y disponiendo las medidas de control e información que debe comunicar indefectiblemente al Tribunal en mérito a privilegiar la defensa del interés social y de la Institución.

La sentencia de la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal cuestiona duramente la convocatoria del Interventor José Bereciartúa y ordena la instrumentación de medidas para
modificar el Reglamento Electoral de Osdepym para garantizar el libre ejercicio electoral.
Y una segunda derrota para el interventor resulta muy dificil de explicar por parte de Bereciartúa, por lo que salió con un comunicado delirante, diciendo que celebraba la decisión del Juez, y que era lo que el pretendía.

Habiendo sido designado por un término de 180 días por Mauricio Macri, Bereciartúa hace 16 meses que es Interventor de OSDEPYM, acumulando decenas de denuncias penales, por las que ya fue citado a indagatoria. Esta segunda suspensión por parte de la justicia, que evitó un nuevo intentó de fraude, evitó el robo, pero mientras tanto, Bereciartúa sigue manejando una caja de 100 millones de dólares anuales, acusado de malversar fondos, otorgar contratos multimillonarios a familiares, manipular licitaciones y gastar elevadísimas sumas en pauta para blindarse en los medios.